Gobernador rechaza rendir cuentas al Congreso sobre miles de muertes por COVID-19 en ancianatos de Nueva York

"Los hogares de ancianos son pura política", afirmó Cuomo, diciendo que el pedido es sólo a estados Demócratas

Las personas mayores siguen siendo las más vulnerables
Las personas mayores siguen siendo las más vulnerables
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

El gobernador Andrew Cuomo rechazó una solicitud de legisladores Republicanos del Congreso Nacional para proporcionar documentos y una sesión informativa sobre el manejo de la crisis COVID-19 en hogares de ancianos del estado de Nueva York, donde se registraron cifras alarmantes de muertes entre residentes y empleados.

“Los hogares de ancianos son pura política”, afirmó Cuomo durante una entrevista radial con el programa “The Roundtable” de WAMC News ayer.

“Los Republicanos en el Congreso, piensan que hay una vulnerabilidad (…) enviaron cartas sólo a los estados Demócratas sobre los hogares de ancianos”, añadió.

El representante Steve Scalise (Louisiana), el principal Republicano en el Subcomité de la Cámara Baja sobre la crisis del coronavirus, envió el lunes una carta a Cuomo y a otros cinco gobernadores Demócratas solicitando varias categorías de documentos relacionados con datos de hogares de ancianos.

Ningún Demócrata firmó la misiva, en la que Scalise y otros congresistas Republicanos dieron a los gobernadores una fecha límite de ayer jueves 18 para proporcionar información con el número total de casos positivos de COVID-19 transferidos de hospitales a hogares de ancianos durante la pandemia y la cifra de muertes.

El Departamento de Salud del estado dejó de publicar esos datos en mayo, resaltó New York Post.

El representante Tom Reed (R-Nueva York) también realizó una conferencia de prensa por Zoom exigiendo esos documentos, argumentando que las decisiones tomadas al principio de la pandemia por el comisionado de salud de Cuomo, Howard Zucker, potencialmente aumentaron el número de muertos hasta 6,200 en hogares de ancianos.

“Queremos averiguar: ¿cuántos miles? Sabemos que el número está muy por encima de 2,000 residentes de hogares de ancianos que murieron después de que aparecieron las pautas CMS (médicas) y después de que el gobernador Cuomo contradijera esas pautas”, dijo Scalise.

El comisionado Zucker emitió una controvertida orden el 25 de marzo que prohibió negar las transferencias de residentes contagiados de COVID-19 de los hospitales a ancianatos.  La medida estuvo vigente hasta el 10 de mayo.

Cuomo y sus funcionarios de salud la defendieron repetidamente, utilizando una variedad de justificaciones, culpando a las residencias de ancianos de no querer perder los ingresos de las camas llenas y a la administración de Donald Trump, alegando que simplemente estaban siguiendo las pautas de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Los hogares de ancianos dijeron que estaban obligados por la gobernación y que no tenían más remedio que atender a los pacientes, lo que podría haber generado hasta 6,200 muertes.