Encadenados exigen liberar presos por riesgo de coronavirus

La protesta se realiza en la mansión del gobernador de California en Sacramento

Un grupo de inmigrantes se encadenó a la mansión del gobernador Gavin Newsom para pedir la liberación de presos para prevenir el contagio de COVID-19. (Cortesía Brooke Anderson)

Un grupo de inmigrantes se encadenó a la mansión del gobernador Gavin Newsom para pedir la liberación de presos para prevenir el contagio de COVID-19. (Cortesía Brooke Anderson) Crédito: Broke Anderson | Cortesía

Al menos 14 personas entre inmigrantes y líderes se encadenaron a la puerta de la mansión del gobernador de California, Gavin Newsom en Fair Oaks, un exclusivo barrio en el condado de Sacramento al norte del estado, para pedirle que use su poder para otorgar clemencia y liberar de manera urgente a reclusos de las prisiones estatales. Los 14 encadenados fueron arrestados por agentes de la Patrulla de Caminos y del sheriff, y mantenidos bajo custodia por varias horas.

Los manifestantes le exigieron además al gobernador que pare de transferir presos de las cárceles locales y estatales al Servicio de Migración y Aduanas (ICE);  y que detenga la ampliación de los centros de detención migratoria en California.

La acción fue organizada por el Colectivo de Liberación de California (California Liberation Collective) en la que participan inmigrantes, organizadores comunitarios y abogados de migración.

“Es una hipocresía que el gobernador se pronuncie en contra del racismo institucionalizado cuando deja morir en las celdas a los presos a causa del COVID-19”, dijo Jon Rodney, director de estrategias narrativas del Proyecto de Defensa de los Inmigrantes.

“En todas las cárceles estatales hemos tenido 40 muertes por COVID-19, y el virus se ha extendido a los centros de detención por el alto número de transferencias que realizan”, señaló. 

“En la cárcel estatal de San Quintín se han registrado 2,000 casos de coronavirus”.

Recordó que en el Centro de Detención de Otay Mesa en San Diego, se han presentado 160 casos, y la primera muerte a causa de la pandemia en un centro migratorio de California.

Protestan en la mansión del gobernador de California, Gavin Newsom por liberación de presos. (Cortesía Brooke Anderson)

La acción se da en momentos en que los inmigrantes detenidos en los centros del ICE en Mesa Verde y Yuba, están en medio de un paro laboral y una huelga de hambre para urgir a que los liberen ante la posibilidad de un contagio.

Después de una ceremonia religiosa para honrar la pérdida de vidas en las prisiones y centros de detención de California, los protestantes ofrecieron su apoyo a las familias que han perdido a sus seres queridos en custodia.

“El gobernador prohibió la pena de muerte, pero ha presidido docenas de fallecimientos prevenibles en las prisiones estatales, y hace declaraciones vacías sobre la justicia racial mientras que deja a latinos y afroamericanos morir en sus celdas”,  declararon de manera conjunta los organizadores del Colectivo de Liberación de California. 

Enfatizaron que el gobernador de California critica a Trump cuando es conveniente, pero pone en manos del ICE a californianos elegibles para ser puestos en libertad en lugar de entregarlos a sus familias, y con eso propaga el COVID-19 no solo en Estados Unidos sino en el mundo entero”.

La protesta se da a cuatro meses de que el gobernador emitiera su primera orden para quedarse en casa. 

Los manifestantes por la liberación de presos ante el COVID-19 fueron arrestados. (Cortesía Brooke Anderson)

“En los siguientes 130 días, doctores, expertos en salud y grupos comunitarios repetidamente han urgido al gobernador a tomar acción para salvar las vidas de los encarcelados, escribiendo multitud de cartas, y efectuando manifestaciones con distancia social”, dijeron.

Añadieron que médicos y expertos en salud han advertido en muchas ocasiones que la distancia social es imposible en cualquier tipo de encarcelamiento, y que las cárceles, prisiones y centros de detención poseen severos desafíos de salud pública.

 “Hemos tenido por respuesta el silencio, a pesar de los llamados de las autoridades de salud que han solicitado una reducción de 50% en San Quintín ante de la crisis. Hasta un juez federal criticó a la administración de Newsom por su fracaso en política y planeación”.

El anuncio para liberar a 8,000 de las prisiones estatales, uno de cada diez de la población total, ha sido considerado demasiado poco y demasiado tardío por los líderes del Colectivo de Liberación de California. Más aún porque la liberación no entrará en vigor hasta el 1 de agosto, dejando a la gente en las prisiones, vulnerables a COVID-19 por varias semanas, lo que puede resultar en la transferencia de miembros de la comunidad al ICE.

Una docena de inmigrantes indocumentados han enfermado de COVID-19 en Adelanto. (Getty Images)

Armando Carmona de la Coalición de Justicia para los Inmigrantes, dijo que el ICE ha reportado 12 inmigrantes contagiados de coronavirus en el Centro de Detención de Adelanto. “La preocupación es mayor porque han estado transfiriendo presos a este centro, y aumentando las posibilidades de un contagio”.

Comentó que los trabajadores del grupo GEO, la compañía que maneja el Centro de Detención de Adelanto, ha usado químicos para desinfectar superficies, teléfonos y cubiertas, pero han tenido reportes de que algunos inmigrantes han sido rociados directamente.

Un inmigrante les hizo saber que el rocío de químicos le ocasionó sangrados en la nariz, irritación de ojos y dolores de cabeza. Cuando piden atención médica, se tarda como mínimo entre cuatro y seis días para recibirla, denunció el líder.

Y dio a conocer que hace un mes, durante unas protestas los rociaron con gas pimienta y les dispararon con gomas de plástico, ocasionándoles heridas que no fueron tratadas y no les permitieron bañarse por una semana.

La situación es terrible. Las condiciones inhumanas se han intensificado. Tenemos que liberar a los detenidos en estas prisiones”, dijo.

El gobernador Gavin Newsom dijo que hace unos meses, anunció la puesta en libertad de 3,000 presos que estaban cerca de cumplir sus sentencias, y se movilizaron para liberarlos en una manera metódica en alianza con los condados.

“Nuestro Departamento de Libertad Condicional recientemente anunció que 8,000 presos más serán dejados en libertad. Hoy tenemos 110,000 individuos en nuestro sistema penitenciario en California”.

Precisó que van a liberar a aquellos que tengan derecho a una libertad temprana. “Vamos a hacerlo de una manera cuidadosa porque lo peor es una liberación masiva, que salgan a las calles y terminen en parques o a un lado de los caminos. Eso no es compasión. Sería un problema peor. Por eso estamos trabajando de manera diligente y agresiva, pero enfocada para mantener a la gente segura dentro y fuera del sistema”.

En esta nota

centros de detención de ICE clemencia Coronavirus COVID-19 distancia social inmigrantes indocumentados muertes prevenibles prisiones estatales

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain