Conoce los principales tipos de piedras curativas

Muchas personas consideran la gemoterapia como una alternativa para su salud
Conoce los principales tipos de piedras curativas
Foto: Sharon McCutcheon / Pexels

Las piedras curativas han sido usadas desde tiempos ancestrales, y aunque no tengan una base científica sólida, muchos expertos reconocen un efecto placebo en su uso. Aquí te hablaremos un poco más sobre ellas.

Cuarzo

Según un artículo del portal Mejor con Salud, el cuarzo se usa para que el cuerpo se autoregenere y se recupere de ciertas enfermedades. La medicina alternativa indica que llevar un cuarzo colgado en el cuello ayuda a recuperarte de una enfermedad o una cirugía y contribuye a fortalecer el sistema inmunológico.

Jade

De acuerdo a la tradición de las piedras curativas, el jade puede tener beneficios sobre la vejiga, riñones y ojos. De esta manera, culturas como la azteca consideraban el jade como una piedra con la capacidad de sanar enfermedades renales. Otras enfermedades que ayuda a sanar son la neuralgia, infertilidad, migrañas, cólicos, ictericia, entre otras.

Jaspe

La apariencia de esta piedra es de un color rojo marrón. De acuerdo a la gemoterapia, alivia los dolores que produce la menstruación. Por otra parte, se cree que tiene efectos positivos sobre la columna vertebral y trata afecciones hepáticas, infecciones, náuseas, entre otros.

Foto: Sarah Brown / Unsplash

Ágata

El ágata se puede encontrar en diversos colores. Entre muchas de sus propiedades están el mejorar los problemas digestivos y contribuye a equilibrar las emociones. Los beneficios pueden variar de acuerdo al color de la piedra.

En este sentido, el ágata de color amarillo ayuda a relajar el sistema nervioso y mantiene el equilibrio emocional. El azul, por otro lado, influye sobre la serenidad, perseverancia y mejora la intuición.

La piedra de color marrón aumenta la energía en general, mientras que la de color de fuego potencia la energía sexual; el ágata verde influye sobre el corazón, hígado y la vesícula.

Si bien es recomendable usar las piedras curativas para relajarte y conseguir cierta paz y tranquilidad, y aunque se le atribuyan propiedades beneficiosas, es necesario acudir al médico si surge algún percance de salud.