La famosa resistencia de las sequoias que les permitió de nuevo sobrevivir a los incendios

¿Cómo las sequoias sobreviven a los incendios? Te contamos varios datos curiosos que lo explican

Una quemadura prescrita en Giant Forest, Sequoia National Park, para restaurar los bosques de secuoyas gigantes.

Una quemadura prescrita en Giant Forest, Sequoia National Park, para restaurar los bosques de secuoyas gigantes. Crédito: Anthony Caprio/NPS | Cortesía

¿Por qué viven tanto las secuoyas? ¿Y cómo sobreviven a los voraces incendios que sufre California?

La respuesta probablemente se encuentre en el hecho de que, ya sean vivas o muertas, son árboles notablemente resistentes a los enemigos naturales del bosque. En general, hay tres enemigos importantes de los árboles maduros muertos o los vivos: insectos, hongos y fuego.

Las secuoyas gigantes son resistentes a todos esos enemigos, y especialmente las beneficia el fuego.

Esa es una de las razones por las que pueden vivir tanto tiempo.

Y es por eso que resisten de nuevo a una de las temporadas más críticas de incendios en California.

Tienen la corteza más gruesa de todos los árboles del planeta

La corteza de una secuoya gigante puede ser la más gruesa de todos los árboles que conocemos; en algunos árboles, la capa exterior de la corteza mide más de dos pies de espesor en la base. Su corteza tampoco contiene resina ni brea inflamable, y si se incendiara en un incendio forestal, la circunferencia frenaría la llegada de las llamas al interior de la madera.

Un gran fuego ardió en el interior de esta secuoya. Sin embargo el árbol siguió vivo. Cortesía NPS

Dependen de los incendios para reproducirse

Las secuoyas gigantes no solo pueden sobrevivir a los incendios forestales, sino que prosperan en ellos.

Los incendios permiten que los conos se abran y que las semillas caigan al suelo, donde pueden brotar en la primavera.

Y el fuego quema cualquier maleza o madera muerta que se haya acumulado en el suelo y deja cenizas ricas en nutrientes en las que los árboles jóvenes pueden florecer.

Los incendios han ardido muchas veces durante años en este bosque de secuoyas. Cortesía NPS

Inmunes a los insectos y los hongos

El fuego no es la única amenaza contra la que está a salvo una secuoya gigante. Gracias a una alta concentración de tanino, un compuesto químico insoluble que se encuentra en muchos árboles coníferos, los árboles son inmunes a la mayoría de las enfermedades. El tanino protege a la secuoya de los hongos y de los ataques de insectos.

Pueden vivir mucho, mucho tiempo

Se estima que la secuoya “El Presidente”, ubicada en el parque estatal Prairie Creek Redwoods de California, tiene unos 3,200 años. A pesar de su vejez, sigue saludable. La producción anual de madera de las secuoyas más viejas es en realidad mayor que la de los ejemplares más jóvenes.

Y aunque tres milenios pueden ser más tiempo del que puedes imaginar, no es un récord: los pinos Bristlecone y los árboles Alerce viven para ser más viejos que las secuoyas gigantes.

En esta nota

California Ciencia Desastres naturales Incendios Incendios en California naturaleza Noticias Curiosas Servicio de Parques Nacionales (NPS)

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain