3 opciones sobre el nuevo cheque de estímulo

En septiembre deberá tomarse una decisión

Es incierto un segundo cheque de ayuda a familias.
Es incierto un segundo cheque de ayuda a familias.
Foto: Jeff Fusco / Getty Images

Aunque las negociaciones en el Congreso sobre el nuevo paquete de estímulo por coronavirus están suspendidas, hay tres escenarios viables sobre este plan, según las propias declaraciones de líderes demócratas y republicanos.

El principal problema sigue centrándose en el monto a destinar al rescate financiero, ya que el grupo liderado por la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi y el líder de la minoría, Charles Schumer (Nueva York), presiona por los $2 billones de dólares.

En tanto, los republicanos liderados por Mitch McConnell (Kentucky) se apegan a su plan de $1 billón de dólares como máximo, una cifra soportada por la Casa Blanca en voces del jefe de Gabinete, Mark Meadows, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

En ese sentido hay tres escenarios posibles:

1. Cancelan acuerdo.- Además de los problemas expuestos líneas arriba, el escenario para aprobar un nuevo paquete sería inviable, según un análisis de Forbes, debido a las divisiones entre republicanos y el proceso de elección en puerta. Hay 35 senadores y todos los miembros de la Cámara de Representantes para la reelección en noviembre. Entre los actuales senadores, al menos un grupo de 20 rechazan cualquier nueva ayuda.

2. Un plan republicano.- McConnell ha propuesto un plan mucho más conservador sobre el nuevo paquete de ayuda, que no incluye el envío de $1,200 dólares por persona, más $500 dólares por niño. Al bajar el monto original, el líder de la mayoría en el Senado asegura el respaldo del grupo opositor en su propia bancada. Los únicos fondos directo a familias sería con el bono del seguro de desempleo de $300 dólares.

3. Acuerdo con demócratas.- Este escenario es el más lejano, pero sería posible que en septiembre, cuando se discuta el presupuesto del año fiscal 2021, los republicanos cedan a la presión demócrata y aprueben los $2 billones de dólares. La presidenta Pelosi advirtió que sus colegas no aceptarán menos de esa cantidad, al considerar que es la mínima indispensable para el rescate financiero.

Cualquiera de esos escenarios debería aprobarse en septiembre, ya que es la última oportunidad para distribuir los fondos antes de la elección y los cambios en el Congreso.