Familias negras compran tierra para fundar una Wakanda en Georgia

"Un refugio seguro para las familias negras y sus aliados"

Familias negras compran tierra para fundar una Wakanda en Georgia
Wakanda es el hogar ficticio de T'Challa, interpretado por Chadwick Boseman.
Foto: Walt Disney Pictures

ATLANTA — Cansados de las muestras de racismo por todo el país, una veintena de familias afroamericanas se lanzaron a comprar un gran terreno en una zona rural del estado de Georgia para construir una comunidad negra con una visión para ellos futurista: autosuficiente, segura y libre de discriminación.

Para desarrollar su idea crearon The Freedom Georgia Initiative, que compró 96.71 acres de tierra cerca del pueblo de Toomsboro, en el centro del estado y a unas dos horas al sureste de la ciudad de Atlanta.

“Después de meses de trauma racial, protestas y pandemia, mi amiga y yo queríamos hacer algo, tomar acción para hacer el cambio que queremos”, dijo Ashley Scott, que junto Renee Walters, es impulsora de este proyecto.

Esta agente de bienes raíces que reside en Stonecrest, en Georgia, ya no aguantaba más la situación de desigualdad e injusticia que vive la comunidad afroamericana en el país.

Y es que los casos de brutalidad policial contra afroamericanos que han ocurrido este año en el país y la muerte de Ahmaud Arbery, un joven negro, a manos de tres hombres blancos le pasaron factura a esta madre de dos pequeños.

A Scott le impactó el caso de Arbery, de 25 años, que fue “ejecutado”, según las autoridades, por tres hombres blancos mientras hacía ejercicio en la localidad costera de Brunswick, en Georgia, un crimen que generó una ola de indignación en el país tras divulgarse un video del suceso.

Este caso, sumado al de George Floyd en Minnesota y, más recientemente, el de Jacob Blake en Wisconsin han colmado la paciencia de miles de afroamericanos, que han salido a las calles a protestar contra el racismo sistémico que se vive en los EE.UU.

Una verdadera Wakanda

Al explorar las opciones para darle vida a su idea, conocieron sobre los terrenos que estaban a la venta en Toomsboro y encontraron el lugar perfecto para construir su sueño.

“Vimos esta tierra e instantáneamente nos enamoramos y ese fue el momento en que nació el concepto”, explicó Scott, que junto con Walters propuso el proyecto a sus amigos cercanos y familiares.

“Fuimos bien estratégicos a quién le preguntamos si quería ser parte del grupo porque queríamos gente que tuviera mentalidad negra”, expresó Scott, que agregó que entre los futuros residentes de esta innovadora comunidad habrá un médico, un policía, un empresario y un militar retirado entre otros.

Así, las dos mujeres y otras 17 familias afroamericanas se embarcaron en esta travesía para crear “un refugio seguro para las familias negras y sus aliados”, una sociedad futurista que sueñan podría ser como Wakanda, el país ficticio situado en África donde se desarrolla la película de Marvel “Black Panther”.

“Si podemos hacer lo que queremos, queremos una verdadera Wakanda, con energía renovable, alta tecnología y autosuficiencia, para asegurar la salud de los residentes y de la tierra donde vivimos”, manifestó Scott, de 33 años y originaria de la ciudad de Philadelphia.

Con este ambicioso objetivo de construir una ciudad del futuro, que bautizarán como Freedom Georgia, sus impulsores también pretenden inspirar a otros a también soñar en grande y a hacer algo similar.

El siguiente paso

Ahora, las 19 familias se han propuesto recaudar $88,000 dólares para comenzar a desarrollar la tierra y crearon una cuenta de Go Fund Me para que quienes crean en esta idea apoyen su movimiento.

“Nuestro próximo paso es recaudar dinero y comprar las tierras adyacentes, y luego comenzar a construir la infraestructura básica, para lo cual necesitamos socios estratégicos. Necesitamos un estudio de impacto ambiental, un sistema de alcantarillas, de agua potable y establecer los servicios municipales necesarios para construir una verdadera ciudad”, explicó Scott.

El grupo está consciente de que todo el proceso podría tomar entre tres y cinco años, por lo que, por ahora, piensan “en divertirse en estos terrenos, con establos con caballos, una finca para sembrar y actividades recreacionales mientras se consigue el dinero necesario para comenzar a construir las casas”.

Scott y Walters quieren que en el futuro más personas se sumen al proyecto, para lo cual será necesario comprar más tierras, algo que abunda en esta parte de Georgia.

“Soy una agente de bienes raíces y ya he identificado propiedades adyacentes para poder ofrecerles a quienes quieran mudarse aquí”, afirmó Scott, que agregó que ya existe una lista de espera de futuros residentes de Freedom Georgia.