Acciones y controversias en la respuesta oficial de Chicago ante el covid-19

Tanto la alcaldesa Lightfoot como concejales hispanos han desarrollado intensa actividad en apoyo de las comunidades de la ciudad afectadas por el coronavirus, con acuerdos, diferencias, avances e insuficiencias

Acciones y controversias en la respuesta oficial de Chicago ante el covid-19
El Centro Médico Alivio realiza pruebas de detención de covid-19 en sus sedes en Berwyn y Pilsen. (Belhú Sanabria/La Raza)
Foto: Impremedia

Todas las autoridades de Chicago han trabajado para enfrentar la pandemia de covid-19, pero hay controversia sobre si ha habido suficiente comunicación y colaboración entre la alcaldesa y algunos concejales hispanos.

En principio, de acuerdo a una declaración de la oficina de la alcaldesa Lori Lightfoot a La Raza, “el Departamento de Activos, Información y Sistemas aportó reequipamiento para covid-19 a las oficinas de distrito de todos los concejales que lo solicitaron. Durante la primera ola de la pandemia, la Ciudad trabajó con los concejales para  ayudarlos a recibir hasta $15,000 en reembolsos federales de gastos en equipo de protección personal, insumos de desinfección y comunicación de medidas clave ante el covid-19 que fueron pagados con las cuentas de gastos de los concejales”.

Se movilizan contra  el coronavirus en el Distrito 22

Al principio de la pandemia de covid-19, se sabía que el coronavirus iba a impactar fuertemente a la comunidad del Distrito 22, que se ubica en el suroeste de Chicago e incluye parte de La Villita, por el trabajo esencial que sus residentes desempeñan, y también que esto afectaría la economía de los hogares, señaló el concejal Mike Rodríguez a La Raza. “Nuestra gente del Distrito 22 son los que trabajan en industrias, en trabajos esenciales y muchos no pueden tomar días o tener pago por días de enfermedad por la clase de trabajo que realizan”.

Rodríguez dijo que muchos de los residentes de su distrito son indocumentados por lo que no califican para ayudas o beneficios federales ni estatales. Sabiendo eso, a mediados de marzo se empezó a organizar una reunión semanal con representantes de hospitales y clínicas que hacen pruebas del covid-19 y también con agencias no lucrativas que tienen fondos para indocumentados y servicios como despensas de comida, de pañales y diferentes ayudas. “Nos reunimos cada semana para tener una estrategia de entrega y cómo vamos a combatir este virus y el impacto que tiene en nuestra comunidad”, explicó.

Sobre  apoyo a indocumentados, la alcaldesa Lightfoot dijo en una declaración a La Raza: “Todos los programas de apoyo en Chicago creados en respuesta al covid-19 están disponibles para inmigrantes indocumentados en la ciudad. Especialmente esto incluyó dos rondas de Subvenciones de Asistencia para Vivienda de más de $37 millones en apoyo financiero y legal para quien fue afectado por los cierres [para prevenir la difusión de la enfermedad]. Esto fue diseñado para proveer a todos los chicagoenses la oportunidad de recibir asistencia sin importar su estatus migratorio.”

Luego, en agosto y septiembre el Distrito 22 ha enfocado sus esfuerzos en hacer ‘contact tracing’ o ‘rastreo de contactos’, el proceso de identificación de personas que pueden haber estado en contacto con alguien infectado, en este caso de covid-19,parareducir los índices de contagio.

A raíz de la pandemia se ha dado un incremento de violencia doméstica y organizaciones como Nuevo Despertar, Mujeres Latinas en Acción y otras de la comunidad están trabajando con estas familias, detalló el concejal Rodríguez.

En lo que respecta a salud mental, hay hospitales y clínicas del área que tienen recursos para residentes que buscan esos servicios, dijo Rodríguez, quien también hizo referencia a la campaña denominada ‘Vamos a cuidar nuestro tesoro en casa’ de Telpochcalli Community Education Project (TCEP) de La Villita, que está trabajando en el tema de salud mental en ese distrito.

Ayudan a familias y negocios del Distrito 25

Cuando inició la pandemia, el barrio latino de Pilsen fue uno de los primeros que, con el apoyo de la Universidad de Illinois en Chicago (UIC) y el Centro Médico Alivio, pudo ofrecer a la comunidad las pruebas de diagnóstico del covid-19, dijo el concejal del Distrito 25, Byron Sigcho. “Clínicas comunitarias y muchas otras organizaciones se movilizaron para pasar la información sobre la gravedad de la pandemia y sobre la importancia de cuidarse y de hacerse la prueba”.

Pilsen, es un vecindario al suroeste de Chicago con población de mayoría mexicana.

The Pilsen Food  Pantry y su oficina trabajaron para asegurarse de que residentes de ese barrio tengan una despensa de comida que reparta alimentos semanalmente, señaló Sigcho. “Hemos sido bastante afortunados de tener líderes comunitarios que han trabajado con nuestra administración para asegurarnos que nosotros tengamos una clínica comunitaria, una ‘food pantry’, acceso a pruebas de covid-19 y salud”.

Durante esta pandemia se ha visto a personas enfermas en casa y a otras que han fallecido y que la familia no puede pagar el costo del funeral. Ante la falta de recursos a todo nivel de gobierno, Sigcho dijo que una coalición de grupos comunitarios y su oficina crearon un fondo de emergencia para ayudar a personas que necesitan dinero para medicinas, funerales o que están en situación crítica de salud.

El primer plazo para recibir las solicitudes ya se cerró, pero continúan  recolectando fondos vía el agente fiscal Pilsen Neighbors Community Council. “Recaudamos unos $70,000 hasta el momento para ayudar a familias con estos casos críticos”, dijo el concejal del Distrito 25.

Hasta antes de la pandemia era común ver el área de Chinatown del suroeste de Chicago llena de turistas y de comensales en sus típicos restaurantes alrededor de las principales calles comerciales de las avenidas Wentworth, Archer y Cermak Road. Las tiendas de artesanías, alimentos, ropa y de herbolaria china han disminuido sus ventas y ahora, como todos los negocios de Chicago, siguen luchando para mantenerse a flote respetando las normas de salubridad y restricciones de la Ciudad, que aún permanece en la fase cuatro de reapertura económica.

La comunidad de Chinatown, también llamado el Barrio Chino en el suroeste de Chicago, fue el foco de la crisis económica en los negocios de Chicago al inicio de la pandemia. Sigcho dijo que eso empezó en esa área debido a que el coronavirus se originó en China.

“La ciudad de Chicago vio el impacto económico desde marzo, en el Barrio Chino esto se vio desde antes. Esta comunidad ya venía con una actividad económica bastante baja, pero ahora se está recuperando por su capacidad organizativa y liderazgo comunitario”.

La Cámara de Comercio de Chinatown y el Distrito 25 han trabajado para reactivar la economía en esa área. “Se abrieron patios en restaurantes de Chinatown Square: 14 negocios se han beneficiado de la ampliación de permisos de patios”, detalló Sigcho, quien a su vez destacó el esfuerzo comunitario y solidario de la comunidad de Chinatown, que ha donado más 30,000 mascarillas para los residentes de todo el Distrito 25.

‘No hemos recibido el apoyo que nos merecemos’: Distrito 26

En siete edificios habitados por personas de la tercera edad, en cuatro hubo casos de covid-19 y hubo una fatalidad en uno de ellos, dijo Roberto Maldonado, concejal del Distrito 26, ubicado en el noroeste de Chicago.

“Tan pronto supe del primer caso, me acerqué a la administración [de Lori Lightfoot] y les dije por qué no mandan al Rapid Response Team a estos edificios donde viven estas personas de las tercera edad, viven independientemente, no son asilos. Me dijeron que sí y tres meses después, todavía estamos esperando a que ellos aparezcan en uno de esos edificios. No hicieron nada”, dijo Maldonado a La Raza.

La inmensa mayoría puede ir a estaciones habilitadas para realizarse la prueba covid-19, pero para muchos no es práctico. La mayoría de los adultos mayores que viven en un edificio no tienen auto, explicó Maldonado. “No hemos recibido el apoyo que nos merecemos dada la alta incidencia de casos de latinos diagnosticados positivos al virus”.

En una declaración a La Raza, la oficina de la alcaldesa Lightfoot dijo que “de modo muy temprano, el concejal Maldonado solicitó ayuda para hacer pruebas rápidas de diagnóstico en lugares de vida independiente [para la tercera edad]. Desafortunadamente no teníamos en ese momento la capacidad de ir a esos lugares, pero hemos establecido una variedad de servicios de apoyo para atender la diversidad de necesidades e intereses de los adultos mayores, desde aquellos que se encuentran activos y saludables hasta los que viven en centros de cuidado de largo plazo y ancianos frágiles que podrían estar confinados en sus casas. Los servicios de apoyo incluyen envío de comidas a domicilio, ayuda a familiares que son cuidadores informales, limpieza intensiva de hogar para ancianos que viven en condiciones que ponen en riesgo su salud y seguridad, investigación de reportes de abuso y explotación del anciano en sitios de cuidado de largo plazo, entrenamiento para el empleo para adultos mayores y más. Estos servicios están disponibles en cualquier parte de la ciudad que se encuentren los ancianos y que pueden ser obtenidos a través de la Línea Telefónica de Servicios para Adultos Mayores (312-744-4016), de lunes a viernes de 9 am a 5 pm, vía correo electrónico al Aging@CityofChicago.org y en Chicago.gov/Seniors”.

Los indocumentados no tuvieron acceso al estímulo económico federal y, de acuerdo a Maldonado, se pidió a la administración de la alcaldesa Lori Lightfoot fondos exclusivos para ellos. “Los dos millones de dólares que dieron eran para la población en general y los primeros que se acercaran a solicitar esos fondos eran los primeros que los recibirían”.

Maldonado se refiere al fondo de asistencia para vivienda de $2 millones para ayudar a residentes de Chicago que se retrasaron con el pago de renta e hipoteca debido a la pandemia del coronavirus.

El concejal Maldonado dijo que durante la pandemia, él ha tenido que identificar recursos para ayudar a los residentes de su jurisdicción. En su distrito también se ha distribuido miles de mascarillas para empleados de supermercados locales, tiendas y edificios de la tercera edad. Y dijo que difunden a través de las redes sociales lo que pueden ofrecer a los residentes de su distrito.

¿Qué pasó con esas camas en los hoteles?: concejal del Distrito 35

Cuando se estableció la orden de permanecer en casa, el concejal del Distrito 35, Carlos Ramírez Rosa, y su personal trabajaron para encontrar voluntarios con el fin de ir de puerta en puerta dejando literatura en inglés y español para que los residentes de esa área del noroeste de Chicago se informaran sobre dónde pueden recibir alimentos y hacerse la prueba de detección del virus.

Proporcionaron también a través de correos electrónicos información sobre los recursos disponibles para los pequeños empresarios de su distrito.

Con esos mismos voluntarios se formó una red de apoyo para asistir a los residentes, que  ha trabajado mano a mano con otras redes de apoyo mutuo que se formaron en el Distrito 35 y alrededor de vecindarios como Logan Square, Hermosa, Irving Park, Albany Park y Avondale. “Trabajamos con ellos para asegurar que personas de la tercera edad reciban sus medicinas”, dijo Ramírez Rosa.

“Ayudamos a más de 600 personas a completar las solicitud de desempleo en una sola semana y ayudamos a más de 1,000 personas a completar la solicitud para el apoyo y asistencia de vivienda que se dio mediante sistema de lotería hace unos meses. Y seguimos trabajando ayudando a las familias”, detalló el concejal del Distrito 35.

Miembros del Caucus Latino de Concilio Municipal le pidieron a la alcaldesa Lori Lightfoot a través de una misiva que trabajara con ellos, mencionó el concejal Ramírez Rosa, uno de los integrantes de ese caucus. Esto con el fin de crear un programa público para ayudar a los inmigrantes indocumentados de Chicago que perdieron sus trabajos y que no califican para asistencia federal. La alcaldesa “no trabajó con nosotros para encontrar fondos públicos. Sí hizo algo, pero muy poco y era todo dinero privado”, dijo Ramírez Rosa.

“La alcaldesa Lori Lightfoot ha hecho algunos programas buenos que también están abiertos a la comunidad indocumentada, pero no ha hecho suficiente”, reiteró.

El código postal 60639 incluye gran parte de Belmont Cragin, barrio que se ha convertido en un foco de contagio de covid-19 en el noroeste de Chicago.

Hasta el 14 de septiembre, este vecindario de mayoría latina había presentado 4,486 casos confirmados de covid-19, según el Departamento de Salud Pública de Chicago. El código postal 60639 registró una tasa de positividad semanal del 12.9%.

Concejales con jurisdicción en el área de Belmont Cragin se reunieron con funcionarios del Departamento de Salud Pública de Chicago para pedir recursos para la población de ese código postal y “porque la situación está fuera de control y nuestras comunidades necesitan ayuda”, dijo Ramírez Rosa, quien representa una parte del área de Belmont Cragin.

Cuando los concejales preguntaron por qué hay tantos casos de covid-19 en el código postal 60639, los funcionarios respondieron, según Ramírez Rosa: “Mucha gente se contagia con covid-19 en su lugar de trabajo, van a su hogar y viven con muchas más personas, entonces todos en la casa se enferman”.

Una de las formas de prevenir los contagios de covid-19 en los hogares es que las personas infectadas con el virus se aíslen, pero no todas las personas en la comunidad pueden separarse completamente de los demás si viven en un apartamento, menciona el concejal Ramírez Rosa, quien recuerda que la ciudad ha alquilado habitaciones de hoteles en Chicago para personas diagnosticadas con coronavirus o que creen haber estado expuestos, socorristas y trabajadores de la salud.

Funcionarios de la ciudad dijeron que esa iniciativa era un esfuerzo por detener la propagación del coronavirus y aliviar la carga de los hospitales.

El concejal Ramírez Rosa se preguntó qué pasó con esas camas para que personas con covid-19 puedan alojarse en los hoteles y evitar contagiar a los demás en casa y agregó: “Hasta el momento, la gran mayoría de los casos en la comunidad latina se dan porque cuando uno se enferma va a la casa y contagia a los demás”.

Sobre esas camas, una declaración de la oficina de la alcaldesa Lightfoot explicó que “el Departamento de Salud de Chicago se asoció con el Departamento de Salud Pública del Condado de Cook para ofrecer vivienda para personas que dieron positivo de covid-19 y no pueden aislarse de modo seguro en casa. Para acceder a este recurso existe una central de admisiones que tiene una forma de referido que puede ser completada ya sea por el proveedor de salud o por la persona que necesita vivienda para aislarse. El equipo del centro de admisiones coordinará con la persona que necesite vivienda de aislamiento su transporte hacia o desde el lugar donde se hospedará”. 

Organizan red vecinal en el Distrito 40

En vista de los tiempos difíciles por la pandemia, el concejal del Distrito 40 Andre Vásquez ha organizado una red con vecinos del área, en el norte de Chicago, para establecer contactos y ayudar en lo que se necesite. Dice que utiliza plataformas virtuales y redes sociales para difundir información y mantenerse en comunicación con los residentes.

“Tenemos voluntarios que llaman a la gente cada semana para saber si necesitan ayuda, tenemos otros que van a recoger medicinas, comida, cualquier cosa que necesiten nuestros vecinos que son población vulnerable y también tenemos juntas cada semana para asistir a las diferentes personas que necesitan ayuda”, dijo Vásquez a La Raza.

Expertos aseguran que la coyuntura actual ha desestabilizado la economía de los negocios en Chicago, empresas han despedido empleados y negocios han cerrado de forma definitiva. “En la ciudad el 30% de los negocios han cerrado y algunos nunca van a volver abrir”, precisa el concejal del Distrito 40.

Vásquez dice que en su oficina traducen la información que necesitan a algunos negociantes latinos que no dominan el inglés y que necesitan ayuda con su negocio y que también los conectan con las cámaras de comercio locales para que ellos puedan recibir orientación y asistencia de todas las ayudas que se otorgan a nivel federal, estatal y de la ciudad.

¿Qué dicen los concejales sobre la gestión de la alcaldesa?

La Raza preguntó a algunos concejales de Chicago, de áreas predominantemente latinas, su opinión sobre la respuesta de la alcaldesa Lori Lightfoot desde que inicio la pandemia covid-19 hasta ahora. Lightfoot también aportó su visión.

Rossana Rodríguez, Distrito 33

“El problema ha sido de falta de colaboración, la alcaldesa Lori Lightfoot toma sus decisiones con su equipo de trabajo y luego nos informa, pero nosotros no tenemos participación alguna en las decisiones que se toman y esto pues tiene un impacto porque nosotros conocemos a nuestras comunidades”.

“Las prioridades están cruzadas, me parece que no hubo mucha fuerza de voluntad para asegurarnos de que la gente que está más marginalizada recibiera la mayor parte de la ayuda. Pero con el voto de los poderes de emergencia hubo muchas cosas en las que nosotros no pudimos realmente participar porque la alcaldesa Lightfoot tiene la prerrogativa de manejar ese dinero…”.

Roberto Maldonado, Distrito 26

“Lamentablemente, digo esto con pena, yo no puedo decir que la administración de la alcaldesa Lori Lightfoot ha sido eficaz en realmente proporcionar los servicios y las oportunidades a nuestras comunidades latinas. Hemos tenido mucho bla, bla, bla  pero poca acción por parte de la administración Lightfoot”.

Andre Vásquez, Distrito 40

“Nadie sabía que iba a pasar esta pandemia en 2020, es difícil para cualquier persona. La alcaldesa Lori Lightfoot ha hecho decisiones buenas y decisiones malas. Cualquier persona en esa posición va a tomar decisiones de esa manera frente a una pandemia”.

Mike Rodríguez, Distrito 22

“El trabajo de la alcaldesa Lori Lightfoot está incompleto porque todavía estamos en medio de la pandemia, yo veo que ha hecho algunas cosas bien y otras mal. Tenemos que seguir trabajando para mandar los fondos más directo a nuestras comunidades”.

Carlos Ramírez Rosa, Distrito 35

“La alcaldesa Lori Lightfoot en este momento tiene un trabajo muy difícil, a la misma vez ella no ha trabajado suficientemente con los concejales para enfrentar los problemas que nuestra ciudad está enfrentando en este momento”.

“Los concejales somos los representantes de nuestro distrito y fuimos elegidos tal como la alcaldesa Lightfoot para representar a las comunidades de la ciudad de Chicago y nosotros estamos dispuestos y listos para ayudarla, para enfrentar todos los problemas que nuestra ciudad está enfrentando, pero lo que ha sucedido en estos últimos meses es que la alcaldesa Lightfoot no ha trabajado de la mano con los concejales”.

Byron Sigcho, Distrito 25

“La alcaldesa Lori  Lightfoot nos queda debiendo en el tema de coordinación con los 50 distritos a lo largo de la ciudad, ha habido bastante falta de coordinación y comunicación. Prácticamente nosotros hemos afrontado la crisis con poco o nada de ayuda, hemos visto incluso que el estado y el Condado de Cook ha sido más proactivo en la coordinación de iniciativas en el tema de vivienda, en el tema de salud, en los temas de prevención de crisis de violencia y salud mental”.

“Nos queda debiendo mejores resultados, obviamente, nosotros sabemos que la situación es crítica, pero solamente con la colaboración, comunicación y coordinación de todos los distritos, la alcaldía y todas las entidades de gobierno podemos nosotros enfrentar una crisis severa”.

Lori Lightfoot, alcaldesa de Chicago

“La pandemia ha presentado un reto de comunicación, pero confiamos en que nuestro involucramiento con funcionarios electos y otros chicagoenses ha estado a la altura. Cuando la orden de quedarse en casa se estableció, la Ciudad de Chicago comenzó a enviar correos electrónicos diariamente a los concejales y sus equipos con información importante sobre covid-19, como la forma de solicitar apoyo para el pago de alquiler y otros servicios de la ciudad. Conforme la situación mejoró, pasamos a correos electrónicos semanales, lo que continúa hasta hoy.  Adicionalmente, la doctora Arwady [comisionada de Salud Pública de Chicago] ha ofrecido numerosas sesiones informativas sobre estadísticas y tendencias del covid-19 y hemos coordinado entregas de desinfectante de manos y miles de mascarillas a los concejales. Finalmente, [nuestro] personal ha contactado a todos los concejales de modo rotativo para determinar si necesitan asistencia en cualquier asunto que sea motivo de preocupación”.

El proyecto ‘Lens on Lightfoot’ (‘Lente en Lightfoot’) es una colaboración entre siete redacciones de Chicago para examinar la administración de la alcaldesa Lori Lightfoot. Los participantes son la BGA, Block Club Chicago, Chalkbeat Chicago, The Chicago Reporter, The Daily Line, The TriiBE y La Raza. Es administrado por el Institute for Nonprofit News.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al Chicago Community Trust, la Field Foundation of Illinois, la Robert R. McCormick Foundation, el Lenfest Institute for Journalism/Facebook Journalism Project y la Google News Initiative. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo periodístico.