Diferencias entre cheques de estímulo bajo ley CARES y los de $600 propuestos por la Casa Blanca

El plan de la Administración Trump para una segunda ronda de cheques sigue sobre la mesa

El secretario del Departamento del Tesoro, Steven Mnuchin, es el portavoz de Trump en las negociaciones por un nuevo plan de estímulo.
El secretario del Departamento del Tesoro, Steven Mnuchin, es el portavoz de Trump en las negociaciones por un nuevo plan de estímulo.
Foto: Kevin Dietsch-Pool / Getty Images

En marzo pasado, el Congreso de Estados Unidos aprobó con el respaldo de republicanos y demócratas la Ley de ayuda, alivio y seguridad económica contra el coronavirus (CARES Act).

La legislación que buscaba ser un salvavidas económico provisional para los millones de estadounidenses afectados por la pandemia del coronavirus incluía disposiciones para la distribución de pagos directos o cheques de estímulo de $1,200 mínimos para las personas elegibles.

Hasta noviembre pasado, el IRS había emitido aproximadamente 160 millones de Pagos de impacto económico por un total de más de $270,000 millones de dólares.

Requisitos para recibir cheques de estímulo bajo la ley CARES

Según la referida ley, una persona era elegible para recibir los pagos si es ciudadano estadounidense o extranjero residente en EE. UU. El estatuto estableció un incentivo de $1,200 por persona y $2,400 en caso de declaración conjunta.

Para ser acreedor de los fondos, la persona no puede ser dependiente de otro contribuyente y debe contar con un número de Seguro Social válido para trabajar en el país.

Adicional, según ha especificado el Servicio de Rentas Internas (IRS), los ingresos brutos ajustados (AGI) de los recipientes no deben exceder:

• $150,000 si son personas casadas que presentan una declaración conjunta
• $112,500 si presenta datos contributivos como jefe de familia
• $75,000 para personas elegibles que usen cualquier otro estado civil para efectos de la declaración

El IRS explicó que el pago se reducirá por 5% de la cantidad por la que el AGI del beneficiario supere el umbral aplicable.

La ley CARES además dispuso para pagos de $500 adicionales por cada dependiente menor de 17 años hasta un máximo de tres.

Más fondos federales por desempleo

Entre otras provisiones contenidas en la ley se encuentra la extensión federal a los beneficios por desempleo. Hasta julio, muchos estadounidenses sin trabajo seguían recibiendo $600 semanales extra adicional a los fondos estatales. También en virtud de la ley, se concedieron otras ampliaciones por desempleo que expiran este 26 de diciembre.

Actualmente, sobre la mesa se encuentran dos propuestas de estímulo que podrían ser aprobadas, y una de éstas incluye una segunda ronda de pagos.

La propuesta de la Casa Blanca para nuevos cheques de estímulo

Aunque la información sobre el contenido del nuevo plan de la Casa Blanca para cheques de estímulo es limitada al momento, ya que se trata de un borrador, lo que se sabe al momento es que el pago sería de $600 dólares por individuo y $1,200 por pareja si declaran impuestos conjuntamente.

La propuesta de la Casa Blanca implica prácticamente la mitad de lo que se aprobó por concepto de cheques de estímulo bajo la ley CARES.

Al momento, no hay datos sobre si la propuesta contempla pagos de créditos adicionales por dependientes.

Sobre requisitos de elegibilidad no hay detalles, aunque la expectativa es que, en caso de que se le dé paso a la propuesta del Ejecutivo, se sigan los mismos lineamientos de la ley anterior.

Sin embargo, contrario a CARES Act, la más reciente oferta de la Administración Trump no incluye ayudas adicionales por desempleo.

Paralelo al plan que anunció este semana el secretario del Departamento del Tesoro, Steven Mnuchin, los congresistas examinan la propuesta bipartidista de estímulo presentada en el Senado.

La propuesta no incluye cheques de estímulo, pero sí otras medidas económicas como extensión de $300 semanales por desempleo hasta marzo y ayuda para los propietarios de vivienda.