¿Confundido sobre las prohibiciones de desalojo a causa del covid-19? Usted todavía está cubierto

Una guía sobre sus derechos como arrendatario de Chicago durante una pandemia

¿Confundido sobre las prohibiciones de desalojo a causa del covid-19? Usted todavía está cubierto
Hay inquietud por la posibilidad de desalojos en Illinois cuando termine la moratoria temporal al respecto establecida durante la epidemia de Covid-19.
Foto: Getty Images
Esta articulo, publicada originalmente en inglés por City Bureau está disponible en español gracias al proyecto “Traduciendo las noticias de Chicago”, del Instituto de Noticias Sin Fines de Lucro (INN).

Si le preocupa perder el alquiler o quedarse con su vivienda mientras la pandemia continúa empeorando en Chicago, no está solo. La moratoria de desalojo extendida en todo el estado tiene muchas reglas, incluido un nuevo formulario de declaración que debe entregarle al propietario. Esto es lo que los arrendatarios de Chicago deben saber sobre las moratorias de desalojo.

¿CUÁLES MORATORIAS DE DESALOJO APLICAN PARA MÍ?

Moratoria federal de desalojo

Las moratorias de desalojo a nivel nacional, estatal y local actualmente protegen a los arrendatarios afectados por el covid-19.

En septiembre, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) emitieron una orden nacional que impide el desalojo de muchos arrendatarios hasta el 31 de diciembre de 2020. La orden requiere que los arrendatarios firmen un formulario para el propietario, confirmando que la pandemia afectó su capacidad de pago de la renta y que cumplen varias condiciones.

Pero la orden nacional da prioridad a moratorias estatales y locales más protegidas.

Moratoria estatal de desalojo

La extensión de la Moratoria de Desalojo de Illinois protege temporalmente de desalojos hasta el 12 de diciembre a los residentes que reúnan los requisitos. Detiene, tanto las solicitudes de desalojo como las ejecuciones, excepto en los casos en que el propietario pueda demostrar que una persona que vive en su edificio “representa una amenaza directa para la salud y la seguridad de otros arrendatarios o un riesgo inmediato y grave para la propiedad”.

Sin embargo, a diferencia de las versiones anteriores, la más reciente no protege automáticamente a los arrendatarios. Para calificar, todos los adultos residentes en la unidad deben firmar y presentar al propietario este formulario (versión en español) declarando bajo juramento que cumplen estas cuatro condiciones:

  1. Uno de los siguientes casos:
  1. Ganar menos de $99,000 en ingresos este año (o menos de $198,000 si presentan la declaración de impuestos de manera conjunta)
  1. No tuvo que declarar sus ingresos a efectos fiscales en 2019
  1. Recibió un cheque de estímulo de 1,200 dólares del gobierno federal a principios de este año
  1. No puede pagar el alquiler por razones relacionadas al covid-19, como la pérdida de ingresos o los gastos de salud
  1. Está haciendo los mejores esfuerzos para pagar el alquiler parcial, en el contexto de satisfacer otras necesidades como comida, servicios públicos, atención médica y las necesidades del clima frío
  1. Es probable que se queden sin vivienda, tengan que compartirla o mudarse a una casa hacinada o a una vivienda compartida si son desalojados.

Sin el formulario de declaración firmado, los propietarios pueden comenzar el proceso de desalojo. El propietario también debe dar a su arrendatario una copia de la declaración antes de poder emitir una notificación de desalojo de cinco días para iniciar el proceso.

Cualquier arrendatario que cumpla con los requisitos puede buscar protección a través de esta Orden Estatal, sin importar su estatus migratorio e incluyendo a aquellos con contratos de arrendamiento no escritos o que duren un mes. La moratoria abarca todas las propiedades residenciales, incluidas las viviendas públicas.

Moratoria de desalojo de la ciudad

Además, la ley de moratoria de desalojos de Chicago suspende la presentación de solicitudes de desalojo hasta 60 días después de que expire la orden estatal. Una vez que la prohibición de desalojo de la ciudad termine, los propietarios podrán volver a emitir notificaciones de desalojo de cinco días a los arrendatarios. Pero según la ley de la ciudad, los arrendatarios que deben el alquiler tendrán 12 días para negociar y no cinco. La ley también permite a los arrendatarios al menos dos meses para pagar cada mes de alquiler atrasado, y requiere que los propietarios les entreguen un documento de conocimiento de sus derechos.

Para calificar, los arrendatarios que reciben una notificación de desalojo deben notificar por escrito al propietario que no pueden pagar el alquiler debido a razones relacionadas con el covid-19 y presentar pruebas. Luego, el propietario debe negociar con el arrendatario durante una semana para tratar de llegar a un acuerdo y evitar el desalojo.

El sitio web de la ciudad afirma que los residentes de Chicago pueden reclamar el “impacto del covid-19” si ellos o un miembro de su hogar ha padecido uno de los siguientes problemas:

  • Fue despedido
  • Le redujeron horas en el trabajo
  • Fue aislado o puesto en cuarentena después de permanecer o potencialmente haber estado expuesto al Covid-19
  • Tuvo que cuidar a otra persona que estaba afectada por el Covid-19
  • Los correos electrónicos, cartas o mensajes de texto cuentan como notificaciones escritas. Las llamadas telefónicas y las conversaciones de manera personal no cuentan. Encuentre aquí más información en varios idiomas.

    ¿Cómo es que los desalojos no han cesado?

    A pesar de estas moratorias, los propietarios del condado de Cook presentaron alrededor de 3,000 desalojos entre marzo y julio, según los registros de la corte analizados por la Oficina de la Ciudad. La ley aún permite desalojos residenciales o en los negocios por razones que van más allá de la falta de pago. No impide los casos de desalojo que comenzaron antes de la pandemia.

    Técnicamente, sólo los alguaciles (autoridad diferente del Departamento de Policía de Chicago) pueden desalojar físicamente a las personas de sus casas. Pero varias familias han compartido testimonios de desalojos ilegales: pueden ser propietarios que cambian las cerraduras de sus casas, amenazan a los inquilinos o cortan los servicios públicos.

    ¿Qué pasa si estoy en una situación de mes a mes o mi contrato de arrendamiento termina pronto?

    Todos los residentes de Chicago, incluidos los que tienen contratos que son mes a mes, tienen 30 días para ajustarse a los cambios de contrato. Según la ordenanza de Aviso Justo recientemente aprobada, los propietarios que planeen terminar o no renovar un contrato de alquiler, o aumentar el alquiler, deben dar más tiempo a los arrendatarios de mayor antigüedad:

    – 60 días de aviso a los arrendatarios que hayan vivido en la unidad entre seis meses y tres años

    – 120 días a los arrendatarios que han vivido en la unidad durante tres años o más

    En algunos casos, la ordenanza también solicita que los propietarios que paguen los gastos de mudanza de los residentes.

    ¿Dónde puedo obtener asistencia?

    Las moratorias son diferentes a la condonación de la renta. Los arrendatarios todavía deben el alquiler. Y una vez que las moratorias terminan, la gente que no paga el alquiler durante este período debe pagar a los propietarios finalmente.

    “Los arrendatarios no piensan en llamar a un abogado hasta que no se les entregan los papeles de la corte”, dice Michelle Gilbert, directora legal del Comité de Abogados para una Mejor Vivienda. Pero dice que su organización exhorta a los residentes a que se comuniquen con el propietario y busquen ayuda desde el principio, no después de una emergencia.

    Aquí hay algunos recursos gratuitos para todos los residentes de Chicago, incluyendo aquellos indocumentados y personas con acuerdos de vivienda no oficiales:

    – Utilice la herramienta de Reintervención para obtener asesoría legal paso a paso o llene el formulario de declaración para calificar a la moratoria de desalojo. Envíe un mensaje de texto con la palabra “hola” al 866-7RENTER o visite la página web.

    El Comité de Abogados para una Mejor Vivienda proporciona servicios gratuitos de abogados y ayuda para la mediación. Llame al 312-347-7600 de lunes a viernes. El LCBH (por sus siglas en inglés) también ofrece preguntas y respuestas en vivo para los arrendatarios, todos los jueves a las 6 p.m. en Facebook.

    La Asociación de Arrendatarios Autónomos ofrece varios materiales impresos para los residentes, en idioma español e inglés. El gremio también informa a los arrendatarios sobre sus derechos, previene desalojos ilegales y los organiza. Llame a su línea directa al 872-216-5288.

    – Para asistencia con el alquiler, prevención de ejecuciones hipotecarias o servicios de inmigración en español o inglés, llame a El Proyecto Resurrección al (312) 666-1323 o llene el formulario en línea.

    El folleto en inglés y español, creado por el Movimiento de Arrendatarios de Chicago, explica los derechos legales de los residentes de Chicago durante el invierno. También ayuda a resolver conflictos con el propietario, proporciona información y lo conecta con otros residentes. Llame a su línea directa al 773-657-8700.

    – El Servicio de Prevención de Desamparados de la ciudad ofrece fondos para ayudar a las personas a cubrir el alquiler y los recibos de servicios públicos a corto plazo. Llame al 311.

    ¿Qué pasa cuando expiran?

    Los datos del Laboratorio de Desalojos muestran que las solicitudes de desalojo en los Estados Unidos disminuyeron durante los períodos de prohibición de desalojo local, y luego aumentaron de nuevo cuando las prohibiciones locales expiraron.

    Los llamados de los grupos locales de derechos de la vivienda para eliminar los alquileres y las hipotecas han ganado apoyo, aunque ningún gobierno ha aprobado leyes para hacerlo. Las organizaciones de Chicago han exigido durante años viviendas más accesibles, leyes de control de alquileres y una distribución más justa de los recursos comunitarios.

    El Consejo Municipal está considerando la ordenanza de Causa Justa, que requeriría que los propietarios proporcionen una razón válida para desalojar a un residente. Si se aprueba, los partidarios dicen que la ordenanza protegería a las familias de ser desalojadas.

    ¿Ha sido desalojado o se ha enfrentado a la presión de mudarse durante la pandemia? Si desea compartir su situación con City Bureau, por favor, póngase en contacto con nosotros utilizando este formulario o enviando un correo electrónico a justin@citybureau.org.

    Traducido por Beatriz Oliva