Cámara de Representantes cancela sesión del jueves por otro posible asalto al Capitolio

Se ha actualizado la seguridad en el Capitolio en vista de nuevas amenazas de ataques para el 4 de marzo

Cámara de Representantes cancela sesión del jueves por otro posible asalto al Capitolio
Seguidores de Trump ingresando con violencia al Capitolio el 6 de enero de 2021
Foto: JIM LO SCALZO / EFE

La Cámara de Representantes de los Estados Unidos se vio obligada a cancelar la sesión del día jueves luego de que las fuerzas advirtieran que puede existir una nueva posibilidad de ataque al Capitolio.

Es por ello, que parte de las votaciones que se efectuarían este día, se realizaron ayer en la noche para evitar otro episodio de violencia dentro y fuera del edificio como la ocurrida el pasado 6 de enero por seguidores del expresidente, Donald Trump.

Por otro lado, el Senado aún mantiene sus planes de realizar la sesión correspondiente el día de hoy.

Según el cuerpo policial a cargo de proteger la sede legislativa, existen amenazas de un posible complot para volver a tomar el edificio en Washington. 

La Policía del Capitolio “está enterada y preparada ante cualquier amenaza potencial contra miembros del Congreso o contra el complejo del Capitolio”, quienes han recibido amenazas para la fecha del 4 de marzo. 

Timothy Blodgett, sargento de Armas interino y jefe de los servicios de protocolo y seguridad en el Congreso, envió un mensaje a los congresistas en donde les informa que están trabajando con la policía en relación a la información del 4 de marzo “y las posibles manifestaciones entorno a lo que algunos llaman ‘el verdadero día de la investidura’”.

Nuevas barreras con alambres y cuchillas se han desplegado en el Capitolio; además, se ha reforzado la seguridad en el perímetro del recinto, manteniendo la presencia de la Guardia Nacional.

“Ya hemos hecho actualizaciones de seguridad significativas que incluyen el establecimiento de una estructura física y un aumento del personal para garantizar la protección del Congreso, el público y de nuestros agentes de policía”, confirma el mensaje de Blodgett.

La fecha específica se debe a que, anteriormente en Estados Unidos, la toma de posesión se realizaba los 4 de marzo, por lo que los grupos de extrema derecha, particularmente el grupo QAnon, piensan que Trump ascenderá al poder durante ese día.