Aumentan los casos de covid-19 en adultos jóvenes en toda el área de Chicago

Nuevamente son los latinos y afroamericanos los que se han contagiado de modo desproporcionado, al tiempo de que se amplía la vacunación en general

Aumentan los casos de covid-19 en adultos jóvenes en toda el área de Chicago
Roci Villalba, de 30 años y residente en Albany Park, se infectó de covid-19 al igual que sus padres. (Belhú Sanabria / La Raza)
Foto: Impremedia

Al inicio sólo se trataba de adultos jóvenes de cuatro vecindarios del área norte, que estaban impulsando el aumento de casos de covid-19 en Chicago, pero ahora funcionarios de salud indicaron que el repunte de contagios de este segmento de la población se viene dando en todas las áreas de Chicago.

A finales de marzo, mes en el que se cumplía el primer aniversario de la pandemia del coronavirus, la alcaldesa de Chicago Lori Lightfoot calificó de “muy preocupante” esta reciente tendencia. “Obviamente, esta es una tendencia muy preocupante que está siendo impulsada por adultos de 18 a 39 años, que se encuentran principalmente en el área norte y noroeste de nuestra ciudad, en nuestros vecindarios de Lincoln Park, Old Town, Dunning y Portage Park”. Estos barrios del área norte fueron los primeros, pero ahora en abril los contagios continúan entre adultos jóvenes y se han expandido a todos los vecindarios de Chicago, según los funcionarios de salud.

El aumento de casos lo lidera un primer grupo de adultos más jóvenes de 18 a 29 años, el segundo grupo lo conforman los de 30 a 39 años y el tercero los de 40 a 49 años. Esos grupos quizás estén bajando la guardia a medida que aumentan la vacunación en Chicago, indicó la comisionada del Departamento de Salud Pública de la ciudad, la Dra. Allison Arwady.

Chicago ha visto una serie de brotes que involucran a personas jóvenes, estudiantes universitarios, integrantes de equipos deportivos y los que concurren a bares. Lightfoot fue enfática al decir que no es la práctica del deporte o estar en los bares lo que está causando estos brotes sino el comportamiento de riesgo en esos entornos, como el no uso de una mascarilla y el no guardar el distanciamiento social de seis pies.

Arwady dijo que es posible que ese aumento entre los jóvenes estuviera relacionado con la elegibilidad para la vacuna, que inicialmente  tuvo a los adultos mayores entre los primeros elegibles para recibir sus dosis y a los adultos jóvenes esperando su turno.

‘Queremos vacunar lo antes posible a nuestros jóvenes’

“Estamos viendo que los números están altísimos, ya los casos subieron, teníamos casos de casi 300 o menos y ya tenemos 733… La seropositividad de Chicago está en 5.8%, pero cuando estamos hablando por demografía y estamos hablando por edad, la seropositividad en jóvenes de 0 a 17 años es 8.3%, es la más alta, seguida por las personas de 40 a 49 años, ellos son los que están liderando los casos positivos ahorita y las hospitalizaciones han aumentado también”, dijo a La Raza la Dra. Geraldine Luna, directora médica del Departamento de Salud Pública de Chicago (CDPH).

Luna también dijo que repuntes del covid-19 se han visto en ciertos puntos como al inicio del invierno y comenzando el verano. “Queremos parar esto, esta es una de las razones por la cual el presidente Joe Biden alineado con todas las ciudades, con todos los estados, [se propone] vacunar lo antes posible a nuestros jóvenes”.

Luna dijo que en un inicio los repuntes en casos de covid-19 empezaron en el área norte con los jóvenes caucásicos y no tanto entre los latinos o afroamericano, pero que “en estas últimas semanas se está viendo otra vez la tendencia de la desproporción, otra vez reflejándose en latinos y afroamericanos que están empezando a liderar esos casos de covid. Inicialmente lo vimos en el norte, pero en este momento estamos viendo otra vez los casos en todo Chicago…, estamos viéndolo en todas las áreas. Empezó con ellos, pero [el contagio] se está disparando otra vez en todos los sitios y por eso es que nos queremos mover más rápido para vacunar a estos jóvenes”.

Algunos residentes de Chicago son de la idea de que el aumento de casos se debe a que los jóvenes no se sienten vulnerables al virus, tienen mayor seguridad ahora ya que las personas mayores de su núcleo familiar probablemente ya están vacunadas o porque hay una sensación de ‘fatiga pandémica’ tras un año de restricciones del covid-19.

‘Qué me va pasar, son mis amigos’

Para Margarita Sánchez, promotora de salud del Centro San Bonifacio, muchos de los jóvenes no se sienten en alto riesgo, no creen ser personas vulnerables al coronavirus. De ahí el incremento de casos. Y también porque es una fuerza de trabajo que ha estado laborando en los pequeños negocios del noroeste de Chicago, que en su mayoría son trabajadores latinos en ese rubro. “Estamos hablando de una edad entre 25 y 40 años, es una fuerza laboral más grande que mayormente tienen niños pequeños, a veces los más adultos se están quedando en casa, pero ellos [los adultos jóvenes] son los que salen a la lavandería, a hacer las compras, salen a trabajar, por lo que están expuestos al contagio del coronavirus”.

Cuando Sánchez hacía encuestas en lavanderías y despensas para conocer de primera mano cómo la gente se previene del contagio del covi-19, ella recuerda que los jóvenes le decían que ellos sí usaban el cubrebocas y se protegían cuando se trataba de ir a un área pública. “El riesgo con estos jóvenes es cuando están cerca con la familia, con los amigos, porque dicen: ‘qué me va pasar, son mis amigos, los conozco’. Entonces es ahí donde creo que en esto de la prevención hemos fallado, el distanciamiento social no es tan distanciamiento cuando te conozco”.

Sánchez dice que seguirá empujando la vacunación contra el coronavirus en las comunidades “porque creo que es la única forma en que vamos a poder bajar los números, entre más gente vacunada haya se van a bajar los números”.

KiD, vecino de Pilsen, es un documentalista y fotógrafo de 19 años. (Cortesía/ The People Streets

Se está bajando la guardia

Por razones de privacidad prefiere que lo llamen KiD. Es residente de Pilsen, tiene 19 años y es un documentalista y fotógrafo juvenil que ganó el premio al mejor fotógrafo de 2020 del Chicago Reader. El joven hace mucho voluntariado y activismo en la comunidad de Chicago.

Para KiD, los casos del coronavirus están subiendo entre los jóvenes porque se está bajando la guardia. Y piensa que también se debe a que las escuelas han reabierto y a que algunos de los jóvenes ni siquiera tienen la vacuna todavía. También se lo atribuye al cambio de clima ya que asegura que ante un clima cálido, la gente opta por salir.

“Todavía no estamos fuera de peligro, tenemos que seguir practicando el distanciamiento social y usar mascarilla, tenemos que seguir haciéndonos la prueba de covid-19. Si se siente enfermo, quédese en casa, no ponga en riesgo su salud ni la de los demás”, mencionó KiD.

Roci Villalba, de 30 años, se infectó de covid-19 al igual que sus padres. Villalba es residente de Albany Park, publica el blog ‘Chido Chicago’ y es muy activa en sus redes sociales, en donde promueve lugares de entretenimiento y pequeños negocios a fin de que surjan en medio de la pandemia.

Villalba, quien es beneficiaria del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), piensa que el repunte de contagios se debe al haber estado todo el año encerrados, a que la temperatura está mejorando y a que ya se tenga una vacuna contra el coronavirus. “Nosotros queremos seguir viviendo, seguir soñando y seguir planeando nuestro futuro y al tener una esperanza con la vacuna, sabemos que vamos a estar bien”.

“Ya es un año y para nosotros los jóvenes nos sentimos con un poquito más de libertad al saber también que nuestros abuelitos, la gente mayor, está recibiendo la vacuna”, dijo Villalba, quien trabajaba en servicios financieros pero quedó sin empleo a causa de la pandemia.

Villalba ha sufrido de depresión y ansiedad por mucho tiempo y el encierro de la pandemia le afectó su salud mental. Dice que también sentía temor de contagiarse del virus y transmitirlo a sus padres. Llegaron a infectarse todos, pero no tuvieron complicaciones, cuenta.

Cuando se le preguntó sobre qué le dicen los jóvenes sobre el covid-19 y la vacuna, Villalba respondió: “Que ya es bastante tiempo que hemos estado encerrados y para nosotros es como que nuestra vida se detuvo y se detuvo por mucho tiempo. Y al ver que hay una esperanza con la vacuna, como que bajamos la guardia”.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al Chicago Community Trust, la Field Foundation of Illinois y el Lenfest Institute for Journalism/Facebook Journalism Project. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo periodístico.