Obama redujo tamaño de su polémica fiesta de 60 cumpleaños por brote delta de COVID

"El presidente y la señora Obama han decidido reducir significativamente el evento para incluir sólo a familiares y amigos cercanos", informó portavoz de la pareja, criticada preparar una "pesadilla" de salud pública

La fiesta de cumpleaños de Barack Obama contaba originalmente con 475 invitados VIP y 200 empleados.
La fiesta de cumpleaños de Barack Obama contaba originalmente con 475 invitados VIP y 200 empleados.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

“Debido a la nueva propagación de la variante Delta durante la semana pasada, el presidente y la señora Obama han decidido reducir significativamente el evento para incluir sólo a familiares y amigos cercanos”, dijo la portavoz Hannah Hankins, en un comunicado difundido esta mañana, citado por The New York Times.

La gran fiesta, prevista a celebrarse en la isla Martha’s Vineyard (Massachusetts), tenía originalmente 475 invitados VIP, en honor al exmandatario Barack Obama, quien hoy cumple 60 años.

Obama “Está agradecido de que otros envíen sus deseos de cumpleaños desde lejos y espera ver gente pronto”, agregó el comunicado a nombre del líder demócrata, de quien el actual mandatario Joe Biden fue vice presidente (2009-2017).

La decisión de Obama sigue al informe de una fuente que refirió que estaba creando una “pesadilla” de salud pública al tratar de atraer a casi 700 personas entre invitados y trabajadores en medio de un aumento nacional de la variante y nuevas restricciones.

George Clooney, Steven Spielberg y Oprah Winfrey se encontraban entre los 475 invitados VIP de diversas partes del país y del mundo, a ser atendidos por unos 200 empleados. El presidente Biden había dicho que no asistiría.

El ex asesor principal de Obama, David Axelrod, dijo previamente al Times que la ex pareja presidencial “Ha estado preocupada por el virus desde el principio, preguntando a los invitados si habían sido vacunados y solicitando que se hicieran una prueba cerca del evento”.

“Pero cuando se planeó esto, la situación era bastante diferente. Entonces respondieron a las circunstancias cambiantes”. El lunes, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, fue consultada sobre la polémica masiva fiesta y la defendió, alegando que la zona del evento era considerada de contagio “moderado”.

Sin embargo, hay un brote de la contagiosa variante delta COVID-19 cerca de Cape Cod, que está a unas 50 millas de distancia, acotó New York Post. Además, se esperaban invitados y trabajadores provenientes de diversas latitudes.