Votantes de Chicago elegirán por primera vez a integrantes de concilios de distrito de la policía

En cada uno de los 22 distritos policiales de Chicago, los electores escogerán a tres personas que integrarán un concilio para construir puentes entre la comunidad y la policía y promover la seguridad y la justicia

El joven activista Saúl Arellano hace campaña con el objetivo de ser electo al concilio del Distrito 25 de la policía de Chicago en las elecciones del próximo 28 de febrero. (Cortesía Saúl Arellano)

El joven activista Saúl Arellano hace campaña con el objetivo de ser electo al concilio del Distrito 25 de la policía de Chicago en las elecciones del próximo 28 de febrero. (Cortesía Saúl Arellano) Crédito: Cortesía

Las curules para alcalde y concejales de Chicago se decidirán en las elecciones municipales de este 28 de febrero, pero no son las únicas posiciones en juego. Los votantes también podrán por primera vez elegir a los representantes de nuevas instancias, denominadas concilios de los distritos de policía (police district councils). 

En cada uno de los 22 distritos de policía de Chicago, los votantes elegirán a tres personas para que sean miembros del mencionado concilio.

En total serán 66 los consejeros o representantes de los distritos policiales en toda la ciudad.

Dichos representantes buscarán construir conexiones entre la policía y la comunidad, mejorar la vigilancia comunitaria, realizar reuniones públicas mensualmente, ampliar los programas de justicia restaurativa y nominar a los miembros de una Comisión Comunitaria de Seguridad Pública y Responsabilidad (CCPSA, por sus siglas en inglés).

Se nombrarán a siete personas para servir en dicha comisión, la que a su vez supervisará al Departamento de Policía de Chicago.

El mexicoamericano Saúl Arellano, de 24 años, se postula en las elecciones municipales del 28 de febrero de 2023 para consejero o representante del distrito 25 de la policía, que comprende West Humboldt Park, Belmont Cragin y North Austin.

Saúl ‘Saulito’ Arellano, líder juvenil local, ha trabajado como organizador comunitario en varias organizaciones sin fines de lucro como Centro Sin Fronteras, Familia Latina Unida y Healthy Food Chicago. Arellano es hijo de la activista pro inmigrante Elvira Arellano, quien buscó refugio en la Iglesia Metodista Unida Adalberto en Humboldt Park para evitar la deportación en 2007. Saúl Arellano culminará en mayo sus estudios en Justicia Social en Northeastern Illinois University.

Arellano también ha trabajado con niños y jóvenes en el Boys & Girls Clubs, ha cabildeado por una reforma migratoria desde muy pequeño junto a su madre Elvira Arellano y ha participado en diferentes protestas contra el racismo, la xenofobia, la homofobia, y la violencia policial. Según Arellano, continuar luchando contra la injusticia social fue lo que lo motivó a lanzarse a esta contienda.

“Estoy corriendo con otros dos que formamos equipo, se llaman Jacob Arena y Angelica Green, porque tenemos creencias similares y tenemos el propósito de seguir peleando por nuestras comunidades. Nosotros estamos dispuestos a trabajar con el pueblo y nosotros tres individualmente y juntos hemos hecho trabajo en la comunidad desde muy jóvenes”, señaló Arellano.

De salir elegidos, este trío tiene planeado impulsar programas de educación para los jóvenes, promover más vivienda asequible y recursos de salud mental para las comunidades.

“Los miembros del concilio van a poder escoger una comisión para seguridad pública, integrada por siete personas, esa comisión será la voz de todos los 22 distritos”, dijo Arellano.

En el Distrito 25 de policía también buscan ser miembros del concilio los candidatos Perry Abbasi y Edgar Esparza.

El joven activista Saúl Arellano hace campaña con el objetivo de ser electo al concilio del Distrito 25 de la policía de Chicago en las elecciones del próximo 28 de febrero. (Cortesía Saúl Arellano)
Crédito: Cortesía

‘Un paso en la dirección correcta’

En julio de 2021, el Ayuntamiento de Chicago aprobó una ordenanza que crea un nuevo modelo para la supervisión, responsabilidad y seguridad pública de la policía.

La ordenanza Empowering Communities for Public Safety (ECPS por sus siglas en inglés) permite la creación de consejeros o representantes en cada uno de los 22 distritos de la policía de la ciudad, en los cuales tres residentes elegidos en las elecciones municipales de 2023 trabajarán para promover la seguridad pública a nivel local. También crea una Comisión Comunitaria de Seguridad Pública y Responsabilidad para toda la ciudad que, entre otras cosas, establecerá objetivos de seguridad pública y desempeñará un papel central en la selección del liderazgo policial.

El concejal del Distrito 25, Byron Sigcho-López, fue uno de los varios concejales del Concilio Municipal que apoyaron la ordenanza ya que, según afirmó, todos los departamentos de la ciudad incluyendo el de la policía deben siempre rendir cuentas a sus constituyentes, a representantes locales y a la comunidad en general.

“Tener ahora tres representantes civiles en cada distrito de policía a lo largo de la ciudad creo que nos permite tener más participación, más coordinación, pero también más rendición de cuentas, lo cual siempre es saludable. Ahora lo que queda pendiente es empoderar más este tipo de comisiones, creo que este fue un paso en la dirección correcta”, destacó Sigcho-López.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo del Chicago Community Trust.

En esta nota

Elecciones Chicago 2023 Reportajes Chicago

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain