Cuide la salud de su corazón

No hay mejor momento para empezar que ahora y no hay mejor lugar para empezar que contigo.

Cuide la salud de su corazón.

Cuide la salud de su corazón. Crédito: Pexels

Hace 60 años, el presidente estadounidense Lyndon Johnson, a instancias del Congreso, declaró el mes de febrero de 1964 como el primer Mes Estadounidense del Corazón. Fue un reconocimiento importante del costo enorme que las enfermedades cardíacas tienen en el bienestar y la esperanza de vida de los estadounidenses.

Sin embargo, 60 años después, las enfermedades cardíacas siguen siendo la causa número uno de muerte en Illinois. Son detectables y tratables con las intervenciones adecuadas, pero aún afectan de manera desproporcionada a las mujeres, las comunidades minoritarias, los pobres y los habitantes de las zonas rurales.

Y por eso, al comienzo de un nuevo Mes de la Salud del Corazón, marcamos este hito con un renovado sentido de urgencia y determinación para recordarle a la gente de Illinois sobre los factores de riesgo de enfermedades cardíacas y los pasos que puede tomar para protegerse.

En Illinois, las enfermedades cardíacas son la principal causa de muerte entre las mujeres. Casi el 30% de las mujeres que fallecieron en 2022 tenían una causa subyacente relacionada con una enfermedad cardiovascular. Tradicionalmente pensamos que el dolor o la presión en el pecho son la clásica señal de advertencia de un ataque cardíaco. Pero las mujeres también pueden tener síntomas como náuseas, sudoración o malestar en la parte superior de la espalda o el abdomen, que a menudo se identifican erróneamente como otros problemas.

Las mujeres pueden ignorar o no darles importancia a estos síntomas. También a veces sus proveedores de atención medica pueden disminuir o descartar dichos síntomas hasta que es demasiado tarde. Durante este Mes de la Salud del Corazón, instamos a todos a que no ignoren las señales de advertencia.

Las poblaciones minoritarias, rurales y pobres de Illinois también se ven afectadas de manera desproporcionada por las enfermedades cardíacas. Esto está directamente relacionado con factores fuera del alcance de la atención médica que pueden ser responsables de peores resultados de salud.

Esos factores pueden incluir vivir en un área donde hay pocos proveedores de atención médica o donde es difícil llegar a los proveedores con el transporte disponible, lo que dificulta la obtención de chequeos u otros cuidados. Vivir en un área con pocas opciones de tiendas puede hacer que las opciones de alimentos nutritivos y asequibles sean escasas. Las dietas con niveles altos en sodio y grasas saturadas contribuyen a las enfermedades cardíacas. Y es posible que muchos de nosotros estemos trabajando muchas horas y no durmiendo lo suficiente, otro factor que contribuye a la mala salud cardiovascular.

El primer paso es ser consciente de estos y otros factores de riesgo clave, como la hipertensión arterial no tratada y los altos niveles de estrés. A partir de ahí, puede crear un plan de acción, incluido el aprovechamiento de servicios como exámenes de presión arterial en farmacias, ferias de salud o a través de su departamento de salud local o clínica gratuita.

Los pequeños cambios pueden hacer una gran diferencia. Aquí hay algunas acciones positivas, recomendadas por la Asociación Estadounidense del Corazón (conocida como The American Heart Association en inglés), que puede tomar para limitar tu riesgo de enfermedad cardíaca:

  • Coma más alimentos saludables para el corazón: coma más frutas, verduras, frijoles, nueces, aves y pescado. Minimice los dulces, los alimentos procesados y las carnes rojas.
  • Muévase más y siéntese menos (150 minutos de actividad aeróbica moderada cada semana), incluido el fortalecimiento muscular dos veces por semana.
  • Controle la dieta y el ejercicio: puede ser útil llevar un diario de alimentos, controlar la ingesta de calorías y utilizar un rastreador de actividad.
  • Duerma saludablemente: de 7 a 9 horas cada noche. Las personas que no duermen lo suficiente tienen un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, obesidad, demencia y depresión.
  • Deje el tabaco
  • Asegúrese de que el azúcar en la sangre, la presión arterial y el colesterol estén dentro de los rangos normales.

El recordatorio más importante: si algo no se siente bien en su cuerpo, tómelo en serio. Si cree que un médico no está abordando adecuadamente sus inquietudes, tiene el derecho a insistir en una evaluación adicional de sus síntomas. Usted puede y debe ser su mejor defensor.

No hay mejor momento para empezar que ahora y no hay mejor lugar para empezar que contigo.

Para obtener más información sobre la salud del corazón y los pasos que puede tomar para protegerse de las enfermedades cardíacas, visite el sitio de internet:  dph.illinois.gov.

La Dra. Janice Phillips es subdirectora del Departamento de Salud Pública de Illinois (IDPH). La Dra. Catherine Counard es asesora médica de Medicina Preventiva del IDPH.

En esta nota

Salud

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain