La Agencia Estatal Advierte a los Consumidores acerca de Títulos de Propiedad Falsificados y Fraudulentos — Se Insta a los Consumidores a Ser Proactivos para Reparar y Protegerse del Daño Causado por las Estafas

Sigue a La Raza en Facebook

El Departamento de Bienes Raíces (Department of Real Estate, DRE) de

California emitió la semana pasada un mensaje de alerta a los

consumidores acerca del número creciente de estafas que involucran

títulos de propiedad falsificados o fraudulentos y lo que pueden hacer

los consumidores para protegerse contra este fraude. El DRE es un

departamento estatal cuya misión es proteger los intereses del público

en materia de bienes raíces.

“En el clima económico actual, el delito de defraudación relacionado con

los títulos de propiedad de bienes raíces está en aumento y los

propietarios deben estar atentos a las señales de advertencia para

asegurarse que sus títulos de propiedad estén protegidos”, manifestó

Barbara Bigby, Comisionada Interina de Bienes Raíces.

El departamento emitió el alerta para educar al público sobre el proceso

de inscripción de documentos, resaltar algunos de los tipos diferentes

de estafas de títulos de propiedad que se están perpetrando en contra de

los propietarios, y para proporcionar una lista de señales de alerta que

sugieren o representan un fraude. El alerta también informa a las

víctimas acerca de las acciones que pueden iniciar, incluyendo los pasos

necesarios para rectificar los registros de propiedad que no son lo

suficientemente claros.

Las siguientes son algunas señales de alerta de fraude en los títulos de

propiedad:

La clave para terminar con estos tipos de estafas es actuar de inmediato

ante cualquier actividad sospechosa. Los primeros pasos que un

propietario debe tomar de inmediato son:

Si desea obtener una copia del mensaje de alerta o más información

acerca del DRE y sus áreas de programas, visite www.dre.ca.gov.

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión

oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación

y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única

versión del texto que tendrá un efecto legal.