Inquilinos defienden sus derechos

Exigen a la compañía CHIProperties que deje sus tácticas intimidantes
Inquilinos defienden sus derechos
Decenas de residentes exigieron a la compañía CHIProperties que deje sus tácticas intimidantes. Foto Carolina Cruz/La Raza

Decenas de residentes exigieron a la compañía CHIProperties que deje sus tácticas intimidantes y a la Ciudad de Chicago que defiendan sus derechos como inquilinos.

Luis Islas, residente de Edgewater, recibió un aviso que decía que debía contactar a la agencia de bienes raíces CHIProperties en 48 horas. De no hacerlo, se le desalojaría de su hogar, cambiarían los picaportes de las puertas y no tendría la oportunidad de sacar sus pertenencias.

Islas, ya conociendo sus derechos, ignoró el aviso pero a las dos semanas le pusieron otro con las mismas especificaciones. Incluso le ofrecieron no menos de $1,000 a cambio de que se mudara, indicó Islas en días pasados frente a las oficinas de CHIProperties, en Chicago, donde se realizó una protesta contra la empresa.

A mediados de febrero vinieron personas a cubrir las ventanas del sótano y el primer piso de la casa, a pesar de que Islas vive en el segundo piso con su esposa y dos hijos.

“La compañía, el día que ellos pusieron las rejas, dijeron que había un malentendido y les dije que por qué van a ponerlas si yo todavía estoy viviendo aquí”, dijo Islas. “No pueden encerrarme; o sea, tengo mi familia viviendo aquí. Yo no estoy tratando de evadir o irme, simplemente quiero más tiempo”, enfatizó el hombre.

El Alguacil del condado de Cook, Tom Dart, también estuvo presente durante la protesta y dijo: “¡Sigan la ley! Hay un proceso, las personas tienen 90 días, no es algo como que la gente se presenta y de repente te encuentras fuera, ¡esto está mal! Y esta gente [CHIProperties] tiene que parar”.

La Raza contactó a las oficinas de CHIProperties, que opera en Illinois e Indiana, y dijeron que no están haciendo ningún comentario al respecto en este momento.

Varios residentes se unieron a la protesta realizada la semana pasada frente las oficinas de CHIProperties para exigirles que detengan sus prácticas intimidantes y al Concilio Municipal de Chicago le pidieron que apruebe la ordenanza ‘Keep Chicago Renting’.

Esta ordenanza establecería que los inquilinos de una vivienda no deben abandonar la casa o apartamento aunque el dueño de la propiedad la pierda por una ejecución hipotecaria o ‘foreclosure’, informó la coalición ‘Keep Renting Chicago’.

De ser aprobaba la ordenanza como está redactada actualmente, se exigirá al prestamista o banco dejar al inquilino en el lugar mientras la propiedad es vendida a un nuevo propietario.

La idea es mantener, proteger y mejorar las propiedades embargadas, minimizar la pérdida de valor de las propiedades en la zona, y evitar la desestabilización de los vecindarios a consecuencia de esta crisis de vivienda, estipula la ordenanza.

De acuerdo con archivos públicos de la Ciudad, esta ordenanza fue introducida en el mes de julio de 2012. En ese entonces fue referida al comité de ‘Housing and Real Estate’, encabezado por el concejal Ray Suárez (D-31) y desde entonces no se ha aprobado.

Durante la conferencia de prensa el concejal Walter Burnett (D-27), quien apoya la ordenanza, dijo: “Estoy feliz de decir que estamos en negociaciones con la administración de la Ciudad en este momento y que parece que vamos a aprobar algo muy pronto”.