Preparan plan de justicia ambiental en La Villita

Un esfuerzo para desarrollar armoniosamente el barrio de La Villita ha iniciado. Organizadores a través de encuestas buscan conocer de primera mano qué es lo que la gente quiere ver en ese ambicioso proyecto.

Guía de Regalos

Preparan plan  de justicia ambiental en La Villita
Kimberly Wasserman, directora de estrategia y organización del LVEJO, en una de las charlas informativas con la comunidad sobre la construcción del parque en el terreno en el que operaba la fábrica Celotex en La Villita.
Foto: Belhú Sanabria / La Raza

Chicago.-El Plan para Justicia Ambiental en La Villita 2020 es un ambicioso proyecto que apunta hacia el desarrollo en ese vecindario. La iniciativa está en sus inicios, los organizadores de Justicia Ambiental de La Villita (LVEJO) actualmente se encuentran realizando encuestas que les permitirán conocer de primera mano qué es lo que la gente quiere ver en ese plan para luego ponerlo en marcha.

Kimberly Wasserman, directora de estrategia y organización de ese grupo, dijo que todavía se desconoce cuál va a ser el plan, pero que ya han empezado a realizar encuestas para saber cuáles son las preocupaciones más grandes que tiene La Villita sobre el cambio climático.

“Se están haciendo encuestas para desarrollar un plan, queremos que la gente se involucre, aprenda más y participe en el diseño y luego se luche para que se haga realidad. Nosotros no queremos venir con un plan hecho y decirles vengan y denos su opinión. Así como con el parque y el camión [bus de la calle 31], la comunidad tiene que ser parte del proceso desde el principio”, dijo Wasserman a La Raza.

El 4 de junio será el lanzamiento oficial a la comunidad de la etapa inicial del Plan para la Justicia Ambiental en La Villita 2020. En esta iniciativa también participarán jóvenes quienes desde el verano estarán trabajando en talleres y programas.

Ante la pregunta de cómo surge esta idea, Wasserman dijo que al haber logrado “LVEJO y con el apoyo de la comunidad el cierre de la planta de electricidad a base de carbón Crawford, la construcción de un nuevo parque donde operaba la fábrica Celotex, el nuevo jardín y la operatividad del bus de la calle 31, esas victorias los impulsó a ser más proactivos que reactivos de lo que está pasando en la comunidad”.

Como parte del plan y a modo de educar a la comunidad en esta iniciativa, que durará seis años, se estarán realizando talleres en lo que se refiere al cambio climático en los que se hablará sobre cómo ha afectado al vecindario de La Villita. Otro de los talleres promoverá que la gente salga a caminar por la comunidad.

“Lo primero que queremos hacer es ver cómo nos está impactando [el cambio climático] en la comunidad y de qué manera podemos prepararnos como comunidad para el próximo invierno y también para este verano que desde ya está haciendo calor y hay humedad”, dijo Kimberly Wasserman en entrevista con La Raza.

Wasserman espera que la gente de la comunidad venga a los talleres: “queremos saber por dónde a ellos les gustaría caminar más y si quieren tener acceso al río”. “Hay una línea de tren inactiva que corre justo por el parque y jardín nuevo y por la calle 31 también, vamos a estar llevando gente por ese camino para ver cómo podemos diseñar y buscar fondos para hacer un camino a La Villita”.

Durante el plan se van a desarrollar programas como uno que consiste en conocer sobre la historia de la industria en esa comunidad.

En este verano el trabajo de los jóvenes consistirá en hacer un inventario de todos los terrenos de la comunidad.

Hay mucho terreno vacío en La Villita y no sabemos qué se hacía allí antes, cuáles compañías operaban, si emitían o no contaminación”, indicó Wasserman.

Según Wasserman, de lo que se trata básicamente es de identificar terrenos y lotes baldíos “que podamos reusar para la industria, trabajos, educación, parques, las variedades de cosas que quiera la comunidad y los jóvenes van a estar identificando y priorizando esos lotes baldíos para uso comunitario”, destacó la directora de estrategia y organización del LVEJO.

Para Wasserman antes de hacer un plan se tiene que entender qué es lo que hay en la comunidad “y para nosotros es perfecto darles la oportunidad a los jóvenes de evaluar cuál es la historia detrás de esos terrenos”.

El otro programa es sobre la adaptación climática. “Vamos a estar haciendo talleres y un plan que consiste en cómo preparar a La Villita para el cambio climático. También se evaluará cómo el clima nos está afectando, cómo está cambiando y cómo podemos mejorar la comunidad para prepararnos para el cambio”, dijo Wasserman.