Sexo y drogas en la intimidad de Adolf Hitler y Eva Braun; las revelaciones de un periodista alemán

El libro "Blitzed: Drugs in the Third Reich" de Norman Ohler brinda detalles reveladores sobre la pareja
Sexo y drogas en la intimidad de Adolf Hitler y Eva Braun; las revelaciones de un periodista alemán

Eva Braun y Adolf Hitler, el líder del movimiento nazi en Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, mantenían relaciones sexuales bajo el efecto de diversas drogas.

Esto es lo que sostiene el libro “Blitzed: Drugs in the Third Reich” (El gran delirio. Hitler, drogas y el Tercer Reich), escrito por el periodista alemán Norman Ohler.

Ohler aseguró en entrevista con el diario español ABC, que Hitler consumía cocaína, metanfetaminas, testosterona y otras sustancias que le ayudaban a mejorar su rendimiento sexual.

blitzed

De acuerdo con el autor, el médico de cabecera de Hitler, Theo Morell, suministraba al Führer hasta 74 sustancias diferentes para contrarrestar su complejo de inferioridad y enfrentar la realidad de la caída paulatina del Tercer Reich. Eran tantos los cocteles que Hitler consumía que sus venas estaban destrozadas.

En el libro, Ohler asegura que los encuentros sexuales de Eva Braun y Adolf Hitler bajo los efectos de las drogas eran tan salvajes, que el líder nazi se negaba a realizarse exámenes médicos para evitar mostrar “las heridas de su cuerpo causadas por el comportamiento sexual agresivo de Eva”, escribe.

Otras sustancias que Hitler consumía eran el Eukodal, un narcótico creado por laboratorios alemanes de entonces, y Pervitín, sustancia parecida a las metanfetaminas. Ésta última fue comercializada entre la sociedad alemana de la época por sus propiedades que mejoraban las capacidades de trabajo y ayudaban a aliviar la depresión.

De hecho, en 1940, cuando el ejército nazi invadió Francia, se ordenaron 35 millones de dosis de Pervitín para los soldados alemanes, a quienes les producía una sensación exagerada de fortaleza y les permitía pasar varios días sin dormir.