Red Bulls derrotaron en casa por la mínima a los Colorado Rapids

Un autogol de Miller opacó el regreso de Howard

Guía de Regalos

Red Bulls derrotaron en casa por la mínima a los Colorado Rapids

El sábado por la tarde, a pesar del intenso frío que se siente en todo Nueva York, la afición de los Red Bulls se dieron cita en la arena para alentar a su equipo, quien de momento, mantiene el paso perfecto en las dos fechas que van del campeonato, al derrotar de locales 1-0 a Colorado Rapids.

Este encuentro era muy especial para los aficionados del Colorado, quienes luego de varios meses de espera, pudieron ver de nueva cuenta al arquero Tim Howard en el once inicial, tras lesionarse en noviembre pasado en un partido de la selección de Estados Unidos, lo que le llevó a tener que pasar por el quirófano.

Aprovechando la localía, el conjunto neoyorquino salió con la mente puesta en llevarse el triunfo y todo el primer tiempo, estuvo bajo su dominio, al tener la posesión del balón y las mejores oportunidades de gol.

En el minuto 23, los Red Bulls estuvieron a punto de irse al frente en el marcador cuando Bradley-Wright Phillips logró hacer contacto con el esférico, tiro que fue atajado por el veterano y experimentado Howard.

Pero la buena suerte de los locales se vio reflejada un minuto antes de ir al descanso, ya que el defensa de los Rapids, Eric Miller, en su intento por desviar una pelota que se aproximaba peligrosamente a su arco, terminó mandándola al fondo de la red.

Para el segundo tiempo, los papeles se equilibraron; sin embargo, el cuadro visitante no tuvo la fortuna de encontrarse con la jugada que les llevara a empatar e incluso, darle la vuelta al marcador.

Mención especial para el portero de los Red Bulls, Luis Robles, quien implantó un nuevo récord en la MLS, al jugar 142 partidos de forma consecutiva.