Este elotero mexicano sabe bien cómo adaptarse al mundo tecnológico

En el lapso de meses ha visto su negocio crecer gracias a una aplicación de teléfono
Sigue a La Raza en Facebook
Este elotero mexicano sabe bien cómo adaptarse al mundo tecnológico

Los tiempos están cambiando, tanto que ahora con tan solo el pulso de tu dedo puedes enviar y recibir dinero electrónicamente – y un elotero del sur de California lo sabe.

Se trata de Hijinio Camacho, un inmigrante mexicano de 46 años que lleva años vendiendo elotes, raspados y otras delicias mexicanas desde su carrito en Santa Barbara, y quien se hizo famoso luego que una imagen compartida Facebook de su vendimia se hizo viral.

La imagen, tornada meme, muestra a Camacho preparando un raspado desde una acera y por delante de su puesto un letrero que lee: VENMO: @hijinio-camacho. En la parte superior de la imagen lee: “El hombre de raspados está cambiando la jugada”.

La descripción es apta, puesto que a menudo es difícil para vendedores ambulantes vender sus productos por la falta de personas que cargan con dinero en efectivo.

En este caso, Camacho, pese que no sabe como manejar un teléfono inteligente, bien conoce que los jóvenes universitarios que usualmente atiende son hábiles usuarios de los móviles.

“Ha crecido mi negocio un 90%”, dijo el inmigrante a Univision Noticias.

Hijinio Camacho y su esposa. (Foto: Suministrada)

Compartió que fue apenas el verano pasado que comenzó a utilizar la aplicación de Venmo para aceptar pago electrónicamente, a sugerencia de estudiantes de la Universidad de California en Santa Barbara, cuerpo de alumnos que con menudo solicitan sus servicios para eventos en el campus. Fueron estos estudiantes quienes instruyeron a Camacho en la instalación básica de la aplicación.

Gracias a ellos, asegura Camacho, es que le ha ido tan bien en su negocio e informó al noticiero que cede parte de sus ganancias a eventos y organizaciones estudiantiles.

Pero dice que además de las ganancias en ventas, le llegan donaciones desde algunas partes del país a las cuales jamás imaginaría pisar. Desde que su imagen se tornó viral, dijo al noticiero que ha recibido mensajes alentadores y donaciones de otros usuarios de la aplicación, algunos desde Texas o Florida.

Hace 24 años llegó el pelotero a EEUU desde Puebla, México, y se ha dedicado a la venta ambulante en varios estados. Pero ahora solo aprovecha la vendimia en California, en el condado de Ventura, donde radican él y su esposa. Sus hijos, contó, siguen en México.