Recordando lo que se olvida en el camino

Consejos para mujeres exitosas
Recordando lo que se olvida en el camino
La mujer debe celebrar cada victoria, cada paso adelante.

Esta semana la revista Latinus me invitó a hablarle en Long Island a 12 mujeres exitosas a quienes ellos escogieron para premiar por sus logros. ¿Qué se le dice a alguien que inspira, empodera, y sirve a su comunidad?

Decidí recordarles lo que creo que nunca debemos olvidar:

Celebren sus victorias por muy pequeñas que sean. El éxito corre el peligro de volvernos tan exigentes que por mirar hacia adelante no disfrutamos los procesos. Todo empieza a parecernos poco y la competencia con nosotros mismos y el estrés hace que se nos olvide disfrutar nuestras pequeñas victorias. El éxito no es más que la suma de esas pequeñas victorias.

Usa tu poder para servir. El poder debe convertirnos en puentes y no en muros. Si existe algo mejor que cumplir sueños, eso es ayudarlos a cumplir. Ayuda a otros a crecer. Préstales tu luz para que brillen.

Estén presentes. ¿Cuántas veces estamos ahí en esa cena familiar, pero las preocupaciones nos transportan a otro lugar? ¿O pecamos de tomar el teléfono y separarnos de la familia? Ese “estoy muy ocupada” hace que nos perdamos esa anécdota, esa llamada… Esa conversación que quizás sea la última con un abuelito o un papá. Valoremos el tiempo. Hay una parte en “La Mujer de mis Sueños” que dice: “que vivimos llenos de preocupaciones que nunca se hacen realidad. Que cuidamos con locura nuestros trabajos para que nadie nos los quite y descuidamos con locura a los que más queremos porque pensamos que nadie nos los va a quitar. Que no llamamos a los que queremos porque no tenemos tiempo y un día nos damos cuenta de que tenemos tiempo pero no a quien llamar”.

Igual que vamos al gym a cuidar el cuerpo, así hay que cuidar el alma. Las preocupaciones, los miedos y el estrés con los que convivimos a diario van creando inseguridades que no nos dejan ser felices. Libérate de las culpas. Regálate tiempo. Agradece. Cuando contamos las bendiciones, se multiplican.

No se tomen tan en serio. Vayan por la vida siendo reales. Y sobre todo no dejen de reírse. Abracemos nuestras imperfecciones para que ese éxito siempre sirva de inspiración a quienes piensan que es imposible.

Sobre la autora

Luz María Doria es inmigrante colombiana, periodista, productora ejecutiva de Despierta América y autora del libro “La Mujer de mis Sueños”. Podrán encontrar su columna cada lunes en nuestro diario impreso y en este sitio web.