Ahora, el movimiento que busca cimbrar a México en 2018

Una plática con Emilio Álvarez Icaza, aspirante independiente a la presidencia
Sigue a La Raza en Facebook
Ahora, el movimiento que busca cimbrar a México en 2018
Emilio Álvarez Icaza tiene una reconocida carrera internacional en la defensa de derechos humanos.

NUEVA YORK – Cuando se habla de México, ya hasta parece un lugar común que las primeras referencias sean sus problemas de corrupción y la violencia generada por el crimen organizado.

Empresarios, académicos, activistas y ciudadanos reconocen que el país requiere un cambio profundo que termine con el abuso de los grupos de poder, por una simple razón: “aquellos que son los actores principales en el problema, difícilmente serán los actores principales en la solución”, considera Emilio Álvarez Icaza, exsecretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) con sede en Washington.

“El Maestro”, como sus colaboradores lo llaman, es uno de los activistas más reconocidos en México, licenciado en Sociología por la UNAM, y con una maestría en Ciencias Sociales por la Facultad Lationamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), indica el perfil oficial aún en la página web de esa Comisión.

Su carrera dio un impulso cuando fue elegido como consejero electoral del Instituto Electoral del DF (IEDF) en 1999, luego de asumir el cargo como presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), en dos periodos, de 2001 al 2009, y después sumarse de lleno al activismo al cofundar el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, en el que participó hasta julio de 2012, además de crear el Centro Nacional de Comunicación Social y participar en Alianza Cívica.

Álvarez Icaza ha caminado junto a otros activistas reconocidos, como Javier Sicilia, Sergio Aguayo, Elena Azaola… y una larga lista de personas con quienes se unió para crear Ahora, un movimiento con el que competirá por la Presidencia de la República Mexicana y se buscará posiciones federales y locales.

“Éste no es un movimiento de una persona, es una iniciativa colectiva… es un movimiento nacional. Somos muchos Méxicos”, ataja.

Su activismo toma forma desde diversas plataformas, incluyendo redes sociales.

¿Cómo surge el movimiento Ahora?

“Toma forma cuando regreso de Washington… platicando con gente como Javier Sicilia, Sergio Aguayo… Estuve invitado en distintos lugares del país, y preguntábamos cómo estaba la situación del país y estábamos alarmados. Yo les decía que ya me había cansado de ver gente llorar, por mi trabajo en derechos humanos, y nos preguntamos qué hacer.

“Vimos que hay una regresión autoritaria en marcha… México vive con un enorme nivel de corrupción y violencia… Si éste es el escenario, ¿nos sentimos representados para la elección del 2018? La respuesta fue no. Ya no queremos llegar a la urna y votar por el menos peor, fue entonces que creamos la iniciativa Ahora, para la crisis de representación que se vive en México”.

¿Cuáles son sus principales objetivos?

“Contender en las elecciones, estamos construyendo una candidatura a la presidencia que estaría en mi persona. Estamos construyendo para competir en posiciones al Congreso federal y puestos locales.

“En 2018 van a pasar cosas inéditas, ya que por primera vez habrá candidaturas independientes en todas las posiciones de elección federal, además habrá 20 elecciones estatales, nunca hemos tenido una cosa así, son más de 3,000 puestos de elección en competencia.

“(Y) los ‘millennials’ van a la urna, hay más de 10 millones de jóvenes que irán por primera vez a la urna”.

¿Y la reelección que ya aplica?

“También eso… por primera vez se harán y nos lleva a un contexto distinto. El país está en un contexto de plantearse un horizonte de irrupción en la urna”.

¿Cómo le harán?

“Estamos caminando por dos lados: el camino legal para construir las candidaturas, pero queremos generar una condición de presencia política, estamos organizando, haga de cuenta que es una serie de Netflix, entonces daremos tres temporadas.

“La primera que fue de fines de febrero a septiembre, hemos buscado tener 80,000 avales de la iniciativa, no lo pide la ley, es una exigencia… tenemos 25,000, pero creemos que lo vamos a resolver sin problema, está creciendo aritméticamente… para tener una estructura en el país, una plataforma en el país sobre las propuestas.

“La segunda etapa es la que va de octubre a enero y es conseguir las firmas, ahora sí requisito legal, que pide el INE (Instituto Nacional Electoral), el uno por ciento del padrón y cuando nosotros pensamos en los 80,000 pensamos en esta dinámica, son 16 semanas, si cada uno consigue una firma son 1,300,000, si logramos tener estas firmas, empezaría el proceso de estar en la boleta.

“La tercera temporada es la campaña”.

En 2015, Álvarez Icaza, como secretario de la CIDH, se reunió con los padres de los 43 de Ayotzinapa. / FOTO: JESUS GUERRERO/AFP/Getty Images

Candidaturas independientes contra partidos

Por primera vez, los mexicanos podrán votar por candidatos independientes, pero el camino de los aspirantes no es fácil, ya que deben juntar alrededor de 850,000 firmas, que representan el uno por ciento del Padrón Electoral, requisito que no deben cumplir los contendientes de los partidos.

¿El escenario es parejo?, le pregunto a Álvarez Icaza.

“La dificultad, si le pusiera números elementales, es por lo menos 10 veces más difícil hacer una candidatura independiente que un partido político, eso obedece a una política de los partidos de protegerse, de cuidar sus monopolios.

“Para ser un partido político, la ley otorga 12 meses y pide 240,000 firmas; para ser un candidato independiente a la Presidencia de la República la ley otorga cuatro meses y pide 850,000 firmas, es decir, tres veces más.

“Además, el partido es una franquicia para todos los cargos durante tres años y tienen financiamiento. La candidatura independiente es solo para ese tiempo y no recibe financiamiento, por eso es que digo que es mucho más difícil”.

Entonces, ¿por qué competir?

“Con todo y todo, creemos que es importante mandar un mensaje de irrupción, de transición democrática, mandar un mensaje más firme de acción política”.

¿Cuáles son sus ejes de trabajo, aquellos con los que formarán su plataforma electoral?

“Hemos convenido que hay cuatro ejes principales: la discusión sobre lo que hemos llamado la economía para el bienestar, la discusión de cómo generamos crecimiento interno, mercado interno, pequeña y mediana empresa.

“El eje de lucha contra la corrupción y la impunidad.

“El tercer eje que tiene que ver con prevención del delito, y el cuarto con democracia y representación”.

Las encuestas que ya se han dado a conocer por algunos medios colocan a los aspirantes independientes muy por debajo de aquellos de partidos políticos, ante ello, ¿cree tener alguna oportunidad?

“Hay tres fenómenos, dirían el clásico: ‘Es temprano para víspera’. Es temprano para los escenarios electorales en el caso de México, la historia lo demuestra, incluso hay contextos internacionales, con lo que pasó en Francia o EEUU.

“Después de tres meses de tener presencia, tener mejor preferencia que algunos partidos y eso me parece un signo positivo, ya veremos el año que viene cómo va tomando forma, me parece que no podemos asumir un escenario electoral inevitable”.

Los políticos tienen puestos los ojos en los “millennials” como un capital político importante, capaces de decidir procesos electorales o consultas, como ocurrió en Inglaterra y Estados Unidos. ¿Son importantes en México?

“Los ‘millennials’ no son lo más importante, pero es son un grupo vital, ¿en qué sentido? Este grupo de población, que no necesariamente está atraído por la urna, como pasó en el Reino Unido y en Estados Unidos pasó igual…  Los ‘millenials’ deben tener claro que hay dos formas de decidir: por acción y omisión, si dejan que decidan por ellos, la próxima vez que se quejen, que se miren al espejo”.

Cuando se hizo esta entrevista, Álvarez Icaza y su grupo esperaban la decisión del INE sobre la denuncia que presentaron por la distribución de tarjetas de débito por parte del candidato del Partido Revolucionario Institucional, Alfredo del Mazo, quien no fue castigado. Fue la primera derrota para Ahora, aunque sus integrantes, como lo adelantó “El Maestro”, están decididos a acudir a los tribunales, “agotar todos los recursos”.