Estaba borracho y agentes lo dejaron en Taco Bell por ser hispano: Su familia recibirá $300,000 por su muerte

Los oficiales se burlaron de su origen mexicano y lo abandonaron a su suerte

Guía de Regalos

Estaba borracho y agentes lo dejaron en Taco Bell por ser hispano: Su familia recibirá $300,000 por su muerte
Los trágicos hechos sucedieron en julio de 2012

Se hace justicia en un sonado caso de discriminación racial el cual comenzó como una perversa broma policial sobre la herencia mexicana de la víctima. 

Uriel Juárez-Popoca fue recogido por una patrulla del condado de Delaware en julio de 2012. El hombre totalmente borracho fue dejado en una sucursal de Taco Bell luego que los agentes de la policía bromearan diciéndole que seguro dentro del restaurante conseguiría un traductor. Juárez-Popoca hablaba muy poco el inglés.

El hombre de origen mexicano que estaba totalmente borracho fue expulsado minutos más tarde del restaurante para encontrar la muerte cuando fue atropellado por un camión al caminar totalmente desorientado por la autopista interestatal 71, a 25 millas al norte de la ciudad de Columbus, Ohio.

Hoy, cinco años más tarde de su trágica muerte su familia llegó a un acuerdo de $300,000 dólares con el condado de Delaware. El dinero irá a su viuda y dos niños que viven cerca de la Ciudad de México.

La familia, representada por la firma Gerhardstein & Branch, denunció a los agentes en 2014. Los abogados indicaron que Beggs y Hughes debían haber seguido el protocolo de estos casos y haber realizado un análisis del nivel de alcohol en su sangre para después detenerlo o haberlo entregado a un familiar o conocido tras presentarle cargos.

Durante el juicio la abogada de Juárez-Popoca condenó la acción de los dos oficiales por poner en peligro su vida dejándolo en libertad tras burlarse de su herencia hispana.

Los análisis revelaron que el inmigrante tenía un alto nivel de alcohol en la sangre: un 0.23%, casi tres veces más del permitido en Ohio para manejar.

Ambos oficiales fueron despedidos y más tarde se les permitió renunciar sin admisión de culpabilidad.