Maestra de Educación Especial acusada de tener sexo con cuatro alumnos

Laura Ramos se quejaba con sus alumnos de que no tenía sexo en casa, según la orden de arresto.
Sigue a La Raza en Facebook
Maestra de Educación Especial acusada de tener sexo con cuatro alumnos
La maestra de 31 años, Laura Ramos, enfrentaría hasta 10 años de prisión de ser hallada culpable de los cargos.

Una exprofesora de educación especial de Connecticut acusada de tener relaciones sexuales con uno de sus estudiante de 18 años tuvo sexo con al menos otros tres alumnos, dijo la policía.

Laura Ramos, de 31 años, residente de Pond Point Avenue, en Milford, casada y madre de un niño pequeño, fue puesta en licencia administrativa de la secundaria Central High School de Bridgeport en medio de acusaciones por presuntas relaciones sexuales con uno de sus estudiantes.

La joven maestra tiene una maestría de Southern Connecticut State University en Educación Especial y está certificada para enseñar a estudiantes con autismo.

Ramos se entregó a la policía este miércoles después de saber a través de su abogado que tenía una orden de arresto por supuestamente tener relaciones sexuales con un segundo estudiante en un restaurante Shelton, según informó el New Haven Register.

Ramos fue acusada de dos cargos de agresión sexual de segundo grado y liberada por una fianza de $ 50,000.

La policía dijo que tiene información sobre al menos dos víctimas adicionales, informó el diario.

“Mi cliente se entregó voluntariamente y estamos esperando las evidencias que indican los nuevos cargos”, dijo el abogado de Ramos, Edward Gavin. “Laura Ramos sigue manteniendo su inocencia y esperamos con interés la evolución del caso”.

Ramos renunció después de su primer arresto y ha estado esperando juicio por un cargo de agresión sexual de segundo grado.

A diferencia de su primera comparecencia, cuando ella y su esposo se tomaron de las manos mientras esperaba a que llamaran a su caso, esta vez Ramos se sentó sola en la sala de la Corte de Gold Hill. El juez de la Corte Superior William Holden emitió una orden de restricción para que Ramos no entrara en contacto con sus presuntas víctimas.

Después de su primera detención, Ramos admitió tener relaciones sexuales con su estudiante “un puñado de veces”, desde el 23 de diciembre de 2016 hasta abril de 2017. La mayor parte del tiempo tenían relaciones sexuales en su auto.

Durante las investigaciones del caso, un segundo estudiante de educación especial admitió el 23 de junio que también había tenido relaciones sexuales con Ramos, dijo la fiscalía.

Según este, habría ido con Ramos a un restaurante de Fairfield y que después de la cena habían tenido sexo en el auto de Ramos en el estacionamiento.

En otra ocasión en abril, Ramos se quejó al estudiante de que su marido no quería tener sexo con ella y luego lo llevó a un restaurante de Shelton.

Mientras estaba allí, Ramos y su estudiante entraron en la “cuarto eléctrico” ​​del restaurante, donde tuvieron relaciones sexuales, dijo la policía.

El estudiante le dijo a la policía que más tarde recibió un texto de Ramos diciendo que era el mejor sexo que había tenido.