Senadora pide “asesinato” de Trump en Facebook, ahora piden su renuncia

Asegura que seguirá hablando mientras Trump siga haciendo daño a EEUU
Sigue a La Raza en Facebook
Senadora pide “asesinato” de Trump en Facebook, ahora piden su renuncia

Un gran escándalo se ha tejido a partir de un mensaje en Facebook que pide la muerte del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

La senadora del Estado de Misuri Maria Chappelle-Nadal se enfrenta a una oleada de peticiones para que renuncie por haber escrito en Facebook que espera que asesinen al presidente Donald Trump, algo por lo que después pidió disculpas.

La demócrata Maria Chappelle-Nadal, legisladora en el Senado de Misuri, escribió este jueves en su Facebook personal “¡Espero que Trump sea asesinado!”, frase que después borró pero que le ha valido numerosas críticas.

La oficina del Servicio Secreto, el cuerpo encargado de la protección del presidente, en San Luis “está investigando estos comentarios” porque su deber es estudiar “todas las amenazas contra el presidente, el vicepresidente y otros protegidos, ya sean directas, implícitas o comentarios de pasada”, explicó una portavoz a la CNN.

La senadora relató a medios locales lo sucedido.

Primero escribió en su cuenta de Facebook: “realmente odio a Trump. Está causando trauma y pesadillas”.

Después, en respuesta a una réplica a ese comentario, publicó la frase del asesinato, algo que, reconoció, “no debería haber sido puesto ahí”.

“No, no quiero ver a nadie asesinado, pero no debería ser presidente, debería ser destituido”, sostuvo.

Sus disculpas no han frenado la oleada de legisladores, incluso de su propio partido, que han pedido su dimisión por considerar que sus comentarios son inaceptables.

Todas las partes tienen que coincidir en que no hay lugar para sugerencias de violencia política en Estados Unidos, y el Partido Demócrata de Misuri no tolerará de ningún modo llamadas al asesinato de un presidente. Creo que debe dimitir”, dijo el presidente del partido en el Estado, Stephen Webber.

Sin embargo, la senadora ha dejado claro que no renunciará y que seguirá presentando batalla a Trump.

“No voy a renunciar. Cuando la gente de color sean respetada por esta Casa Blanca y estén (en la Casa Blanca) dispuestos a hacer trabajo real, me sentaré con ellos. ¡La gente está traumatizada!”, tuiteó la legisladora afroamericana.

Además, subrayó que los comentarios de Trump sobre el ataque del sábado en Charlottesville (Virginia), en el que un joven neonazi arrolló con su vehículo una contra protesta antifascista, “le ponen más fácil a los racistas ser racistas”.

“Mientras tenga voz, voy a hablar del daño que Trump está haciendo en esta nación”, declaró, en conversación con el periódico Kansas City Star.

Las críticas de la senadora se suman a las que Trump ha recibido durante toda esta semana de numerosos políticos, muchos de ellos republicanos.

El presidente no consigue dejar atrás la polémica que generó el pasado sábado -y agravó el martes-, al condenar la violencia y el odio “en muchos lados” después de que una manifestación racista, con símbolos y cánticos nazis, acabara en tragedia.

Un neonazi arrolló con su vehículo una protesta de rechazo a la marcha racista y asesinó a una mujer de 32 años e hirió a 20 personas.