Polarización partidista en EEUU es cada vez mayor, especialmente respecto a Trump

Aunque hay progreso en áreas como inmigración y aceptación a los gays, los estadounidenses cada vez están más alejados en su opinión sobre el presidente y en temas como el bienestar social y la política internacional.
Polarización partidista en EEUU es cada vez mayor, especialmente respecto a Trump
El presidente Trump es el mandatario más polarizante en la historia moderna de Estados Unidos

Nunca en la historia reciente de este país ha habido tantas diferencias entre ciudadanos de a pie republicanos y demócratas, particularmente en lo que se refiere a la popularidad del presidente.

La brecha de opinión respecto a un presidente (Trump, en este caso) no se daba en este país desde hace décadas, según un reporte del Centro de Investigaciones PEW.

Los republicanos, al parecer, están unidos en torno al presidente.

Nueve de cada diez republicanos activos y 88% de los independientes que se inclinan hacia ese partido piensan que Trump está haciendo un buen trabajo.

Los demócratas están absolutamente en el otro extremo: apenas 8% de ellos ofrece una opinión aprobatoria del presidente.

La separación entre los seguidores de los dos partidos mayoritarios en Estados Unidos no sólo ha crecido respecto al presidente, sino a una variedad de temas de interés público.

Ayudas sociales: más diferencias

Por ejemplo, nunca antes los republicanos habían estado más opuestos a aumentar las ayudas a los necesitados y los demócratas, más dispuestos a ello.

En realidad, la tendencia se ha acentuado en los últimos años: los demócratas favorecen cada vez más ayudas y los republicanos, cada vez menos.

Hoy en día, el 71% de los demócratas se muestran más generosos hacia los pobres y respecto a programas sociales, en tanto que el 75% de los republicanos se opone.

La distancia entre ambos partidos nunca ha sido más grande, apunta el reporte de PEW.

Progreso en inmigración y aceptación a gays

Hay temas en los que ambos partidos se han movido en la misma dirección: mejor imagen de los inmigrantes y mayor aceptación para la homosexualidad.

En inmigración, las posturas de los simpatizantes de los dos partidos principales de los Estados Unidos son más positivas hace 20 años, aunque continúan siendo divergentes.

Pero los que más han avanzado hacia una postura pro inmigrante son los demócratas. De hecho, el avance es radical.

Hace apenas 23 años, sólo el 32% de los demócratas pensaba que los inmigrantes “fortalecían el país”. Hoy en día, es el 84%.

Este cambio probablemente tiene tanto que ver con cambios en la percepción, como con el registro de más y más latinos dentro del partido y de su liderazgo local y estatal, y en menor medida, nacional.

Y a pesar del actual dominio de la vertiente anti inmigrante entre los republicanos también, este partido también ha avanzado hacia una postura más abierta en este tema.

Hoy en día, el 42% de los republicanos dice que los inmigrantes fortalecen, mientras que en 1994 era el 30%.

“La imagen de los inmigrantes en los Estados Unidos, es la más positiva que hemos visto en cualquier momento de las últimas dos décadas”, señaló

El 65% de los estadounidenses están de acuerdo en que “los inmigrantes fortalecen el país” y solo el 25% dicen que son una carga.

Por primera vez desde que se realiza este sondeo, la mayoría de los republicanos favorece la aceptación social de los homosexuales (54%). Los demócratas también han avanzado de 54% a 83% desde 1994.

Fuerza militar vs Diplomacia

La mayoría de los estadounidenses favorece la diplomacia por encima del uso de la fuerza militar para mantener la paz mundial, pero de nuevo, las posturas de cada partido son radicalmente diferentes y se han ido separando con el paso del tiempo.

El 83% de los demócratas e independientes con tendencias demócratas favorece la diplomacia, pero solo el 33% de los republicanos piensa lo mismo.