A las pequeñas empresas latinas se les resiste el crédito

La falta de financiación lastra el crecimiento y desarrollo de las empresas
A las pequeñas empresas latinas se les resiste el crédito
Los empresarios minoritarias toman muchos riesgos para acceder al crédito y usan ventas futuras como colateral./Archivo
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Las empresas latinas, y en general todas las minoritarias, tienen más dificultades para acceder a créditos que las que están en manos de dueños blancos y eso ocurre a todos los niveles, incluso cuando el negocio tiene ingresos de más de un millón de dólares.

Las diferencias más acusadas entre estas dos demografías, según ha revelado un informe de las Reservas Federales de Atlanta y Cleveland, se dan entre empresas en manos de negros y blancos pero también existen muy significativamente en el caso de las empresas cuyos dueños son latinos o asiáticos. Ante este panorama, las empresas en las que más del 51% de la propiedad es de una minoría suele usar su propio dinero para financiarse a pesar de que, normalmente, tengan menos patrimonio. En el caso de los latinos, el 74% ha optado por sus fondos personales para crear o expandir su empresa.

Con esa experiencia solo el 32% de los latinos que no solicitaron crédito lo hicieron porque tenían recursos suficientes. Es más, el 21% ni siquiera trata de solicitar un préstamo. Es decir, muchas empresas latinas y de otras minorías, tienen el reto de sacar adelante su proyecto empresarial y hacerlo crecer con pocos recursos.

Es algo que ayuda a explicar la causa de que los pequeños negocios blancos tengan más ganancias que los negocios de minorías. El limitado acceso a la financiación es algo que lastra el potencial de crecimiento y desarrollo empresarial.

Cuando estas empresas, latinas, negras o asiáticas solicitan un crédito, solo el 40% reciben la cantidad completa frente al 68% de los blancos.

Curiosamente las empresas minoritarias no suelen acudir a pequeños bancos para solicitar créditos sino que acuden a grandes instituciones financieras o Insituciones Financieras de Desarrollo comunitario (CDFIs) y prestamistas en la red, a veces pagando costos más altos por el préstamo. Pese al papel clave de los CDFI, el presupuesto presentado por la Casa Blanca, no obstante prevé acabar con la financiación de este programa.

Pese a todo ello 33% de las pequeñas empresas latinas tienen deudas por debajo de los $100,000 y poco a poco las minoritarias están endeudándose más. No obstante, estaas empresas toman más riesgo a la hora de hacerlo porque usan ventas fururas como colateral. El 18% de las firmas latinas de menos de cinco años usan este colateral frente al 6% de las empresas en manos de blancos y con el mismo tiempo operando.