6 consejos para prevenir la tendinitis de tobillo

Extralimitar los ejercicios físicos puede causar múltiples lesiones en el cuerpo
6 consejos para prevenir la tendinitis de tobillo
Foto: shutterstock

El cuerpo consta de muchos tendones que conectan los músculos a los huesos. A causa de múltiples movimientos bruscos, estos pueden inflamarse, y a medida que tu edad avanza, los tendones se van desgastando.

El tendón de aquiles se encarga de conectar el músculo gastrocnemio (popularmente “gemelos”) y el hueso del talón; y es uno de los principales que puede dar lugar a la tendinitis de tobillo.

Cabe destacar que, todos los tendones del tobillo pueden sufrir esta afección, pero la tendinitis aquilea (tendón de aquiles) es la más común.

El dolor que ocasiona esta lesión, va desde la pantorrilla hasta el talón. La zona afectada puede estar caliente, sensible e hinchada.

Pero afortunadamente, aquí te dejamos algunos tips que pueden ayudarte a evitar la tendinitis de tobillo:

1. Calentamiento

tendinitis de tobillo
Foto: Shutterstock

Antes de comenzar cualquier rutina de ejercicios físicos, asegúrate de hacer calentamiento y estiramiento de forma adecuada. Para el tobillo también puedes incluir masajes y así evitar posibles lesiones (no solo en el tobillo).

2. Ejercicios físicos

Procura realizar las rutinas de ejercicios, todas por igual, sin forzar ningún músculo del cuerpo.

Enfocarte solo en las piernas, por ejemplo, puede causar desgaste e inflamación en los músculos y tendones, aumentando el riesgo de tendinitis de tobillo.

Por ello, recuerda realizar rutinas equilibradas entre cada parte del cuerpo.

3. Calzado adecuado

Cuando hagas ejercicios, usa únicamente zapatos deportivos. Aparte de brindar comodidad, el calzado deportivo previene las lesiones en el pie.

4. Plantillas deportivas

Existen plantillas personalizadas que levantan el talón y proporcionan más estabilidad a los pies, que soportan todo tu peso mientras corres y haces ejercicios.

5. Buena hidratación

tendinitis de tobillo
Foto: Shutterstock

Es importante mantener una buena hidratación, durante y después de una rutina de ejercicios. Se recomienda tomar 2 o 3 litros de agua a diario.

6. Descansa

Hacer ejercicios o deportes también amerita descanso. El esfuerzo excesivo de los músculos y tendones del cuerpo, causan desgaste y lesión. Por lo que, el equilibrio de una rutina de ejercicios también incluye el descanso.

Por otra parte, si ya estás sufriendo tendinitis de tobillo, lo principal es mantener reposo absoluto para evitar que empeore (tendinosis –deformación del tendón-) o que vuelva a aparecer a futuro.

También es recomendable tomar antiinflamatorios sin esteroides (ibuprofeno) y colocar hielo en la zona afectada. Incluso, acudir a un fisioterapeuta no es mala idea, si el dolor persiste.