¿Cómo medir el crecimiento y desarrollo físico de tus hijos?

El crecimiento está siempre determinado por factores genéticos y alimenticios

El desarrollo de los hijos es una cuestión que varía en cada caso particular, pero siempre llama la atención de los padres. ¿Cómo saber si nuestros hijos tienen un crecimiento normal? A continuación ofrecemos algunas aproximaciones.

Primer año: crecimiento acelerado

Bebé.
Foto: Pixabay

Cada bebe está condicionado por circunstancias y factores genéticos que afectan su crecimiento uterino, lo que naturalmente tendrá repercusiones en su talle.

Como media, durante el primer año de vida el bebé triplica su peso de nacimiento y crece 25 centímetros, la mitad de lo que medía al nacer, un crecimiento que no ocurrirá nuevamente en su vida.

Se estima un aumento de talla de dos centímetros al mes, pero el crecimiento no es uniforme; aumenta más rápidamente en los primeros meses y disminuye a medida que el niño se acerca al año de vida.

2 y 3 años: la transición

Infancia
Foto: Pixabay

El niño crecerá 12,5 centímetros de media durante su segundo año de vida, aproximadamente 1 centímetro por mes. Durante el segundo año se crecerá más o menos la mitad del año anterior.

Hacia el tercer año el crecimiento se va ralentizando, creciendo en promedio 8 centímetros.

De 4 a 12 años: crecimiento lento

El intervalo 3-4 años y el inicio del estirón puberal es el periodo de tiempo donde el crecimiento es más estable. La disminución progresiva del ritmo de crecimiento se mantiene lenta, pero continua. Esto seguirá así hasta el inicio de la pubertad.

Como en las otras etapas, hay factores determinantes que influyen en el crecimiento de los infantes, como la genética, la alimentación, el sistema endocrino, enfermedades y el ejercicio físico que pueda desarrollar el niño.

Entre los tres y cuatro años, el niño crecerá 7 centímetros como media; 6 centímetros entre los cuatro y cinco años, y a partir de los 6 años una media de 4 centímetros por año hasta los 12.

Desde los 12 años: pubertad

pubertad
Foto Pixabay

La pubertad es la última etapa de crecimiento importante para el niño, etapa donde vuelve a experimentar un crecimiento acelerado. Coincide con cambios madurativos que se dan en simultáneo con el proceso de maduración sexual.

Esta etapa tiene una duración de 6 años. La velocidad de crecimiento máxima puede llegar a los 12 cm/año en el varón y 9 cm/año en las mujeres. El desarrollo, por lo general, empieza a los 12 años para las mujeres y a los 13 en el caso de los varones.