Por qué Facebook ahora también es culpable de promover información controversial sobre salud

Las campañas contra las vacunas han traído como consecuencia una ola de enfermedades
Por qué Facebook ahora también es culpable de promover información controversial sobre salud
Foto: Shutterstock.com

Todos sabemos que Facebook es una red social inmensa, y que desde su inicio en 2004, ha obtenido una gran cantidad de usuarios, permitiéndoles informarse de los acontecimientos más recientes, así como de otros temas.

Pero no todo es bueno en el mundo de las redes sociales, pues hay mucha información que es falsa, razón por la que nuevamente Facebook se ha metido en problemas, pues los culpan de promover la desinformación con respecto a vacunas.

¿De qué trata la acusación?

face2
Foto de Shutterstock.com

A través de grupos de Facebook, se estuvo compartiendo contenido falso de información sobre las vacunas, la cual pudo contribuir a un brote de Sarampión en Estados Unidos, señala la revista Entrepreneur. Al generar que muchos padres se negarán a vacunar a sus hijos por miedo de que le causará alguna enfermedad o autismo.

Acción que llamó la atención del representante de los Estados Unidos en el Congreso, Adam Schiff, quien escribió una carta a Facebook para que abordaran el asunto, ya que mensajes como ese pueden representar una amenaza para la salud pública.

Ante esta situación de alarma entre los ciudadanos estadounidenses, el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), recalcó que las vacunas son completamente seguras y efectivas, que si bien pueden causar efectos secundarios, pero que son mínimos.

Al tiempo que resaltaron que no vacunar a los niños, pone en riesgos tanto a sus propios hijos como a otros niños, especialmente a los bebés.  .

Acciones por parte de Facebook

La red social decidió tomar cartas sobre el asunto reduciendo la distribución de información falsa acerca de las vacunas. Además, lo grupos y las páginas no serán visibles en las recomendaciones o búsqueda de Facebook ni en Instagram.

A esto se le suma la decisión de rechazar cualquier información falsa sobre las vacunas. Y de igual manera, seguirán evaluando maneras para combatir la desinformación.

Entre tanto, las comunidades, en especial la estadounidense, tienen un profundo sentimiento de desconfianza por Facebook ante esta situación de desinformación.