De lujo: Ponen en venta un Corvette que estuvo 40 años escondido y se ve como nuevo

Un auto clásico de este tipo es muy raro de encontrar
De lujo: Ponen en venta un Corvette que estuvo 40 años escondido y se ve como nuevo
Es una capsula del tiempo
Foto: eBay

Aunque por el momento ya no se encuentra a la venta, este Chevrolet Corvette L-82 de 1980 había sido anunciado en eBay como un auto casi nuevo, debido su casi perfecto estado de cuidado.

Por un valor de $32,500, este clásico fue subastado en el sitio al mejor postor que vio en él un vehículo de lujo que no necesitaba reparaciones, pues su millage es tan bajo que probablemente fue usado muy poco.

El auto de 40 años, que tiene 1,447 millas recorridas en su tablero, fue comercializado por Chevrolet como un C3, o tercera generación, y contaba con un motor L-82 V8 que producía 230 caballos de fuerza.

En aquel entonces, cuando el auto se fabricaba, solo se podía ordenar a éste a la fábrica con transmisión automática, y no con una caja de cuatro velocidades como los Corvettes de otras generaciones.

En la publicación, el vendedor asegura que el auto color oscuro mantiene muchas características originales, como su pintura, batería y documentación.

“Este Corvette de 1980 fue fabricado hace 39 años y fue comprado nuevo en Green Chevrolet en Peoria, IL, por el propietario de una de las compañías de seguros privadas locales más grandes: allí pasó la mayor parte de su vida en Emoria Heights, IL. Después de que el propietario original falleció, su familia se mostró renuente a vender y el concesionario quiso comprar el auto de vuelta (por lo que me dijeron). Un amigo de la familia terminó comprando el auto y se convirtió en el segundo dueño que una vez más condujo el auto con moderación Solo lo usé en los últimos años para viajar con su esposa de ida y vuelta entre Pekín y los suburbios de Chicago en los días de verano: donde vive su hijo y quien recientemente nos vendió el auto. A partir de entonces envié el auto al Condado de Orange, California. ¡Esta cápsula del tiempo solo ha tenido dos dueños titulados en casi cuarenta años y se nota!”