Volovanes, el desayuno más famoso de Veracruz

Los hay de jaiba, pastor, choriqueso… se mantienen calientitos en la canasta de mimbre que distingue al volovanero que se ubica en cada esquina
Volovanes, el desayuno más famoso de Veracruz
Foto: Three-shots / Pixabay

Además de las “picadas”, los volovanes son el desayuno más popular en el puerto de Veracruz, se venden en todas partes, son deliciosos y económicos.

Son un pan de pasta de hojaldre rectangular cuyas hojas envuelven un relleno, los hay de jaiba, jamón con queso y chile, pollo, choriqueso, atún, piña, champiñones, hawaiano, salchichas, pastor, carne polaca. Sus precios promedio van entre los 13 y 20 pesos mexicanos.

La canasta de mimbre distingue al volovanero, hay uno en cada esquina del centro histórico, también en el bulevar, la playa, afuera de las escuelas, estadios y todos los lugares concurridos. También están aquellos vendedores que en bicicleta o triciclo recorren las colonias al grito de “volovanes, ricos y calientitos volovanes”.

Su éxito es tal que además de la venta ambulante, hay locales que se dedican a la venta exclusiva de los volovanes, así como existe una producción de manera industrial.

Origen

Su origen es francés, vol-au-vent (vuelo al viento), bocadillos pequeños y de forma redonda.

Fue credo por el cocinero de la corte real Antonin Carême en el siglo XIX. Cuando Carême  hizo por primera vez el hojaldre relleno, la ligereza de la pasta hizo que en el horno pareciera una pequeña torre, al verlo, el panadero gritó alarmado: “Antonin, elle vole au vent”, lo que causó tanta gracia a Câreme, de ‘volar o ser llevada por el viento’ que le aplicó este nombre al nuevo plato, según la Historia de la Cocina y Gastronomía.

¿Cómo llegó a Veracruz?

No hay un registro exacto de la llegada de pan de hojaldre relleno. Sin embargo, se cree llegaría con la invasión francesa en 1862.

Los veracruzanos sintieron curiosidad por ese bocadillo francés, e imitaron su preparación adaptando el nombre de “vol au vent” a “volován” y lo rellenaron con los ingredientes consumidos frecuentemente en la localidad, como jaiba y camarones.

Aunque en un inicio se elaboraban de forma redonda, al convertirse en una preparación del agrado de muchos jarochos creció la demanda, y los cocineros consideraron que la manera más práctica y rápida de prepararlos es de forma rectangular, tal como los conocemos hoy en día.

Te puede interesar: ¿100% mexicanos? Conoce el origen de los tacos al pastor