Si has estado en las protestas por George Floyd, considera hacerte una prueba de coronavirus

El director de los CDC dice que los manifestantes deberían ser examinados para detectar coronavirus, porque pueden haber estado en gran riesgo de contagio

Manifestantes condenan la violencia policial que causó la muerte a George Floyd, frente al Barclays Center en NYC.
Manifestantes condenan la violencia policial que causó la muerte a George Floyd, frente al Barclays Center en NYC.
Foto: Justin Heiman / Getty Images

Esa es la recomendación del Dr. Robert Redfield, director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), quien dijo durante una audiencia de Asignaciones de la Cámara el jueves que cualquier persona que participe en las protestas por la muerte de George Floyd debería “considerar altamente” hacerse la prueba.

“Creo que existe la posibilidad, desafortunadamente, de que este sea un evento de siembra”, dijo el Dr. Robert Redfield durante la audiencia del jueves sobre la respuesta al coronavirus. 

Redford dijo que el riesgo de infección es mayor en las principales ciudades, donde ha ocurrido una transmisión significativa y se ha registrado el mayor número de casos de COVID-19.

Para diagnosticar si hay una transmisión de COVID-19, Redfield sugirió a las personas que asisten a las protestas que se hagan la prueba dentro de 3 a 7 días.

El director de los CDC también señaló el uso de gases lacrimógenos por parte de la policía como algo que puede ayudar a la propagación del virus.

Autoridades también temen que las protestas causen más casos de coronavirus

Funcionarios estatales han expresado su temor de que el coronavirus se propague rápidamente durante las protestas, que fueron provocadas por la muerte de George Floyd bajo custodia policial. La autopsia de Floyd descubrió que él también había dado positivo por coronavirus el mes anterior a su muerte.

Las protestas comenzaron la misma semana en que Estados Unidos alcanzó otro hito sombrío: 100,000 muertes de coronavirus y la cuenta de casos comprobados continúa aumentando.

El gobernador de Minnesota Tim Walz dijo que está profundamente preocupado por un “tipo de incidente súper extensor” y que el aumento en los casos de COVID-19 ya es inevitable.

El gobernador de Nueva York Andrew Cuomo dijo que apoya los derechos de los manifestantes, pero que tienen el deber de protegerse a sí mismos y a los demás.

El alcalde de Los Ángeles Eric Garcetti también ha pedido a los manifestantes que se protejan y que se hagan la prueba de COVID-19.