Autoridades de salud aseguran que Tijuana ha logrado “aplanar la curva” del COVID-19

Una arena de básquetbol convertida en hospital, "clínicas de fiebre" y la experiencia de China han sido clave para frenar los contagios

Autoridades de salud aseguran que Tijuana ha logrado “aplanar la curva” del COVID-19
Foto: CONACYT / Impremedia

Los casos de coronavirus en la ciudad fronteriza de Tijuana han disminuido al grado de que las autoridades de salud aseguran que se ha logrado “aplanar la curva” como se le llama al momento en la pandemia en que se frena el crecimiento exponencial de contagios y se evita el desbordamiento de los servicios de salud para limitar el número de muertes.

La doctora Remedios Lozada, jefa de Servicios de Salud en Baja California, indicó que mantener la curva plana para que continúe en descenso dependerá de las medidas de protección que la población adopte para evitar nuevos brotes como ha ocurrido en otras partes del mundo.

“Si la gente se confía vamos a tener un repunte”, advirtió.

La reducción de casos de COVID-19, señaló la doctora Lozada, ha sido gracias a que desde enero se implementaron medidas de prevención, como filtros en el aeropuerto y en las garitas de ingreso desde Estados Unidos, además de llevar a cabo campañas educativas en centros de trabajo, maquiladoras, comercios y transportistas para ir preparando a la población.

Tijuana es una de las ciudades mexicanas más afectadas por el coronavirus al acumular al 19 de junio 2,529 casos confirmados y 793 muertes, de acuerdo con el registro oficial elaborado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) de México.

Casos en Tijuana

covid-19 Tijuana

Clínicas de fiebre

Mencionó que otra de las estrategias de prevención que se llevaron a cabo fueron las “clínicas de fiebre” que se instalaron en las colonias Francisco Villa, Mariano Matamoros, Terrazas del Valle y La Mesa, a donde la gente con síntomas podía acudir para tratarlos como casos sospechosos, tenerlos bajo supervisión y que se mantuvieran en resguardo para evitar que más personas se contagiaran.

La operación de estas “clínicas de fiebre”, explicó, evitó que el Hospital General dejara de recibir a personas que presentaban sólo algunos síntomas, para que el personal médico pudiera enfocar sus esfuerzos en los pacientes graves.

La doctora Lozada dijo que al principio quienes más fueron afectados por el coronavirus fueron personas que padecen obesidad o diabetes, y que la situación empeoró cuando empezaron a llegar muchos pacientes de California para ser tratados en la ciudad.

Sin embargo, mencionó que gracias a la experiencia y los conocimientos que compartieron las autoridades de salud de Wuhan, en China, donde se registró el primer brote que originó la pandemia, el tratamiento que ofrecieron las “clínicas de fiebre” fue muy específico, ya que los médicos chinos advertían que el proceso inflamatorio agudo podría complicar el padecimiento.

Otra de las estrategias que se implementaron para hacerle frente a la pandemia en Tijuana fue habilitar la arena donde juega el equipo de básquetbol Zonkeys como un centro hospitalario destinado a la recuperación de pacientes que salían de la unidad de cuidados intensivos del Hospital General.

También se abrió un albergue para personas en situación de calle o que han sido deportadas de Estados Unidos y no tienen casa, de esa forma se les ofreció un techo donde pudieran ser atendidos y estuvieran en aislamiento.

“El actuar de forma oportuna fue definitivo para nosotros”, recalcó. “Creo que ha sido una suma de esfuerzos y ahorita Tijuana está siendo ejemplo, pero no queremos un brote nuevamente”.

Por ello instó a la comunidad a continuar usando mascarilla o tapabocas, lavarse las manos continuamente, usar gel antibacterial y que los centros de trabajo tomen medidas de prevención con sus trabajadores.

Con información de Yolanda Morales /Cobertura 360

* Una enfermera de pacientes con coronavirus duerme en su camioneta por temor a contagiar a su familia