El FMI advierte de una dura contracción global y una “catástrofe” en el empleo

2021 cerrará con la peor contracción desde la Gran Depresión, un 4.9%, al que seguirá una lenta recuperación

Gita Gopinath, economista jefe del FMI el martes en la rueda de prensa de presentación del informe de perspectivas económicas en Washington.  EFE/EPA/SHAWN THEW

Gita Gopinath, economista jefe del FMI el martes en la rueda de prensa de presentación del informe de perspectivas económicas en Washington. EFE/EPA/SHAWN THEW Crédito: EFE/EPA/SHAWN THEW

El FMI ha revisado y actualizado sus cuentas y el mensaje  que destilan las cifras es malo. Muy malo. La recesión abierta por el coronavirus será más aguda de lo esperado apenas hace dos meses y la salida de la crisis a partir de 2021 será lenta. Será la peor recesión desde la Gran Depresión de los años treinta.

Estas son algunas de las cifras que maneja este organismo internacional.

  • Se acumularán $12 billones (trillion en inglés, es decir una docena de ceros tras el 12) de pérdidas entre 2020 y 2021.
  • La contracción del PIB mundial este año será del 4.9% frente al 3% estimado en abril. Es el nivel más bajo dese la Gran Depresión.
  • El año se abrió con una perspectiva de crecimiento de +3.3% lo que evidencia el fuerte y rápido deterioro. En 2021 se espera una recuperación del 5.4% sobre ese retroceso.
  • En EEUU la contracción será del 8% en 2020 y se espera una recuperación del 4.5% en 2021 sobre ese descalabro.
  • En America Latina y el Caribe el retroceso será del 9.4% para tener una recuperación el año que viene de apenas el 3.7%.
  • En México la contracción será del 10.5% este año y el crecimiento de 2021 sobre esa rebaja será del 3.3%.
  • En la UE se registrará semejante paso atrás con una caída del 10.2% para recuperar en 2021 un 6%.

Es una crisis sincronizada que afecta a economías desarrolladas y en desarrollo y que además depende de factores inciertos para su resolución porque lo primero que hay que resolver es la situación de la salud para operar en términos normalizados.

La economista jefe del FMI, Gita Gopinath, señaló que el Gran Confinamiento y la salida de este sea desequilibrada e incierta. “La fortaleza de la recuperación es muy incierta y el impacto en los sectores y los países desigual”.

El organismo internacional no espera salir de la crisis tan pronto como se entró en ella. La gráfica económica de este periodo no será en forma de V (con una caída rápida, una crisis corta y una recuperación igual de rápida) ni se parecerá a una U que implica una permanencia mayor en la crisis. Las perspectivas apuntan más un modelo que se parece al logo de Nike, fuerte caída y larga crisis con larga y lenta recuperación.

La situación en el empleo se considera “catastrófica” según el WEO. Aunque algunos países, sobre todo en Europa, han podido contener el aumento del desempleo con esquemas de contención fuertemente apoyados por políticas fiscales, la Organización Internacional del Trabajo cree que en la caída de horas de trabajo desde el último trimestre de 2019 al primero de 2020 equivale a la pérdida mundial de 130 millones de trabajos a tiempo completo. En el segundo trimestre esta pérdida se espera que equivalga a 300 millones de empleos en todo el mundo.

Por poner este pésimo dato en perspectiva hay que considerar que la población de EEUU es de 331 millones.

El FMI recuerda que las mujeres y aquellos que trabajan en labores compensadas con los menores ingresos son los que más están sufriendo con la crisis dado el mayor impacto en  sectores donde esta mano de obra es más prevalente. Desde el FMI se recuerda que esta situación puede profundizar aún más las fracturas sociales y desigualdad que complican mucho el futuro.

¿Qué se puede hacer?

Gopinath explicaba que la cura y las vacunas van a ser clave para detener las caídas de actividad y los pasos atrás que se esperan en economías que progresivamente van abriendo. Desde el FMI se recomienda que mientras se mantenga el confinamiento se deben “amortiguar las pérdidas de ingresos de los hogares a través de medidas sustanciales y bien focalizadas”. 

En este momento, en EEUU se está pendiente de un paquete de alivio fiscal que se ha quedado estancado en el Senado y que prevé una nueva ronda de ayudas directas y apoyo a los desempleados. En este paquete de ayudas avanzado por el partido demócrata se preve que en esta ocasión la ayuda llegue a todos los contribuyentes, lo que incluye a los inmigrantes indocumentados que se han quedado fuera de la primera ronda de ayudas.

El FMI también sugiere dar apoyo a las empresas que sufren las consecuencias de restricciones obligatorias a la actividad.

Cuando las economías se van reabriendo es importante ir eliminando las medidas de ayuda y directamente estimular la demanda además de la reasignación de recursos.

Deudas

La contracción en la economía y el alto costo de las medidas necesarias para amortiguar el golpe y evitar una crisis aún más profunda va a obligar a los gobiernos a ver cómo se hacen trizas todos los intentos por controlar los déficits y el crecimiento de la deuda.

El FMI calcula ahora que la deuda pública global exceda el 100% de el PIB este año. Quedará en el 101.5% del PIB y  el 103.2% el año que viene.

El consejo es que se mantenga como prioridad la cooperación multilateral en múltiples ámbitos. “Se necesita con urgencia liquidez de respaldo para los países que enfrentan crisis sanitarias y déficits de financiamiento externo; por ejemplo, mediante alivio de la deuda y financiamiento a través de la red mundial de seguridad financiera”, explican los economistas.

Gopinath avisó el miércoles en la presentación de estas cifras de los efectos negativos que tienen las limitaciones al comercio mundial y la necesidad de que en el delicado contexto actual no se vea afectado por más medidas proteccionistas como las que mantiene y con las que amenaza la Casa Blanca a sus socios en buena parte del mundo.

Desconexión de mercados

Las malas noticias sobre el repunte de los casos de COVID-19 en estados en los que se creía contenido, como California, y el fuerte aumento en estados en los que previamente no se había vivido la crisis con intensidad, hundió el optimismo ante la recuperación que tenían los inversores en los mercados.

Los índices cerraron el miércoles con fuertes caídas. Con excepciones, curiosamente, la Bolsa ha ido recuperándose mejor que los ciudadanos de la crisis y ha resurgido en la convicción de que habrá una mejora rápida que de momento no se materializa.

Gita Gopinath, la economista jefe del FMI cree que buena parte de la desconexión que parece haber entre la economía real y la de las expectativas se basa en las fuertes intervenciones monetarias, es decir los estímulos de la Reserva Federal, que permiten que el dinero fluya a un interés muy bajo.

En esta nota

confinamiento Coronavirus crisis deuda Empleo FMI gran depresion

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain