Hikikomori: el síndrome que hace que los jóvenes se aíslen de la sociedad

El síndrome hikikomori se encuentra estimulado por el exigente estilo de vida japonés
Hikikomori: el síndrome que hace que los jóvenes se aíslen de la sociedad
Foto: Shutterstock

El síndrome hikikomori es un fenómeno muy común en japón, pero en los últimos años se han presentado casos similares o idénticos en otros lugares del planeta. Si quieres saber más sobre esta forma de aislamiento social, te recomendamos leer los siguientes apartados.

¿Qué es Hikikomori?

Según un artículo para el portal Psicología y Mente, Hikikomori es una palabra japonesa que significa estar recluido, o apartado. Este término fue acuñado en el año 2000 para señalar una forma de aislamiento social voluntario, o de auto reclusión.

El aislamiento social se desarrolla gradualmente, y se observa cuando la persona pasa cada vez mayor tiempo en su habitación. Lentamente, el individuo empezará a descuidar sus estudios, y también dejará de hablar y de reunirse con sus amigos.

Dicho aislamiento obedece a factores sociales y personales que afectan profundamente a jóvenes muy tímidos, introvertidos y sensibles, que generalmente tienen pocas relaciones de amistad. Estos jóvenes observan el mundo exterior como un entorno agresivo, violento y hostil.

La vida de un hikikomori

soledad
Foto: Shutterstock

La vida de un hikikomori se desarrolla casi por completo en su habitación, lejos del mundo exterior y de su propia familia. Su habitación suele estar llena de videoconsolas, comida, computador, y muchos recursos que le permiten subsistir.

El ritmo diario del hikikomori se altera profundamente, pudiendo dormir de día y pasar la noche jugando videojuegos o viendo televisión. A medida que transcurre su vida, el hikikomori descuida su higiene, y pierde contacto también con sus familiares.

Un hikikomori puede tener una actitud hostil hacia quienes se acercan a él (principalmente cuando son varones jóvenes), pero otros se sienten simplemente abrumados por sensaciones de tristeza, soledad y ansiedad.

A pesar de que el síndrome hikikomori es originario de Japón como resultado de su exigente sistema de vida, en los años recientes se ha masificado a otras naciones del mundo, por lo que toda persona es susceptible a caer en este estado. Si conoces a alguien que pueda estar padeciendo de este síndrome, lo mejor será buscar ayuda profesional para darle la guía más adecuada.