Reportan más casos del síndrome del corazón roto durante la pandemia de COVID-19 en EE.UU.

El "síndrome del corazón roto" o cardiopatía por estrés está relacionado con un intenso estrés emocional o físico
Reportan más casos del síndrome del corazón roto durante la pandemia de COVID-19 en EE.UU.
Un estrés intenso puede reducir la capacidad de bombeo del corazón
Foto: Pexels

CLEVELAND, Ohio – Los casos de miocardiopatía por estrés, también conocida como “síndrome del corazón roto” y una forma de ataque cardíaco, han experimentado un aumento en medio de la pandemia del COVID-19, según un estudio difundido este jueves.

La investigación, dada a conocer en la revista especializada JAMA, refleja un aumento significativo de pacientes diagnosticados con esta condición, alcanzando el 7.8 % en comparación con la incidencia prepandémica del 1.7 %. Todos ellos dieron negativo al COVID-19.

Estos pacientes a su vez tuvieron una estadía hospitalaria más prolongada en comparación con los hospitalizados en el período previo a la pandemia. Sin embargo, no hubo diferencias significativas en cuanto a mortalidad entre ambos grupos.

La miocardiopatía por estrés ocurre cuando el corazón no puede bombear sangre de manera efectiva, y a diferencia del ataque cardíaco, causado por la obstrucción de arterias coronarias, el llamado “síndrome del corazón roto” está precedido por un intenso estrés emocional o físico.

“La pandemia de COVID-19 ha provocado múltiples niveles de estrés en la vida de las personas en todo el país y el mundo. Las personas no solo están preocupadas de que ellos o sus familias se enfermen, sino que también se enfrentan a problemas económicos y emocionales, problemas sociales y posible soledad y aislamiento” dijo Ankur Kalra, cardiólogo de la Clínica Cleveland y uno de los autores del estudio.

Según Kalra, los pacientes con miocardiopatía por estrés generalmente experimentan síntomas similares a un ataque cardíaco, como dolor en el pecho y dificultad para respirar.

Las causas no se conocen completamente pero los médicos creen que la reacción de una persona a eventos estresantes física o emocionalmente provoca una liberación de hormonas del estrés que reducen temporalmente la capacidad del corazón para bombear.

Estados Unidos es el foco planetario del nuevo coronavirus SARS-Cov-2, con más de 3 millones de casos y sin que la curva de señales de descender en vista de los focos registrados en California, Florida, Texas y Arizona.

Noticias relacionadas: