Familia de indocumentado de Chicago en coma teme que hospital lo envíe a México

Se cree que Marco Huerta fue atropellado por un vehículo mientras manejaba su motocicleta rumbo a su casa, pero la policía no ha dado detalles del incidente

Marco Huerta, originario de México, fue hospitalizado en estado de coma en un hospital local después de un presunto accidente vehicular saliendo del trabajo. (Cortesía familia Huerta)
Marco Huerta, originario de México, fue hospitalizado en estado de coma en un hospital local después de un presunto accidente vehicular saliendo del trabajo. (Cortesía familia Huerta)
Foto: Cortesía

El inmigrante Marco Huerta se conducía diariamente del trabajo a su vivienda en el barrio de West Ride de Chicago manejando su motocicleta. Pero el pasado 12 de mayo no volvió a casa debido a un presunto accidente vehicular en el suburbio de Glenview que lo ha dejado en estado de coma. Huerta está luchando por su vida en un hospital local.

La familia dice que la Policía de Glenview no le ha dado detalles sobre la investigación después de más de un mes de que ocurrió el incidente. Marisol Huerta, hermana de la víctima, dijo a La Raza que la policía solo le ha dicho que había otro conductor en la escena y que ambos fueron llevados al hospital.

Marisol piensa que su hermano fue atropellado cuando salía de trabajar. Como resultado de sus lesiones fue llevado al hospital Advocate Lutheran General Hospital. “Por la magnitud del accidente, la policía me ha dicho que no va a haber reporte hasta después de dos meses. No sabemos nada”, dijo.

Huerta, de 31 años y natural de Torreón, Coahuila, México, fue traído por su padre a Estados Unidos cuando tenía 11 años.

Marisol Huerta dice que el hospital le ha dado la opción de enviar a su hermano a México o que la familia lo cuide en casa, pero para ello necesitan dos respiradores artificiales valorados cada uno en $12,000. Huerta necesita dos, en caso uno deje de funcionar, además de medicamentos, explicó. “El hospital dice que ya no pueden tenerlo ahí porque es indocumentado y nos dan la opción de mandarlo para México”.

La madre de Huerta vive en México. Como tiene visa de turista, cuando se enteró del accidente se vino a ver a su hijo, pero va a tener que regresar cuando se le expire el tiempo de estadía en el país, comentó Marisol Huerta a La Raza.

Huerta dijo que no ha acudido hasta ahora al Consulado General de México en Chicago por temor “a que ellos vayan a querer agilizar el proceso para enviar a mi hermano a México o tratar de convencernos”. La mujer también dijo que la trabajadora social le insiste en que firme un papel para que a su hermano lo envíen a México. “Yo no quisiera que eso pasara con él”, mencionó.

El hombre, que está en estado de coma como resultado del incidente, sufrió lesiones en la pierna, el cerebro, el cuello y el pulmón, señaló Marisol Huerta, de 28 años. “Hablé con los médicos y me dijeron que el trauma fue muy severo y que el neurólogo dice que así puede pasar un año, dos años, para ver un poco de mejoría, pero no dan mucha esperanza de que vaya a mejorar pronto”.

Huerta ha abierto una página de GoFundMe a favor de su hermano y busca recaudar $24,000 para comprar los respiradores o pagar un depósito que le pide el hospital para que pueda llevar el equipo a su casa.

Marco Huerta, originario de México, está hospitalizado en estado de coma en un hospital local después de un presunto accidente vehicular saliendo del trabajo. (Cortesía familia Huerta)

Explorando opciones

Marilú Vargas, codirectora ejecutiva de la organización comunitaria Mijos, que sigue de cerca el caso, dijo que sugirieron a la familia que exploren varias opciones entre ellas que Huerta sea trasladado a otro hospital. “Hay hospitales como el Rush que, aunque la gente no tenga documentos, ellos reciben pacientes y los mandan a los hospicios. También le dimos esa opción de explorar de investigar”.

Se le ha recomendado a Marisol que no firme ningún documento de traslado a México, dijo Jesús Vargas, director de Mijos. “Ni de desalojo para que lo lleven a casa, es muy riesgoso. Pero sí le hemos dicho que le diga al hospital que lo trasladen a otro hospital donde lo puedan atender hasta que regrese del coma”.

El activista, por experiencia en otros casos que ha asistido de inmigrantes que han quedado en condición cuadrapléjica, le ha sugerido a Marisol no llevar a su hermano a casa si está en estado de coma.  “Aparte de los respiradores se le tendría que suministrar comida (leche líquida) vía sonda que tiene en su estómago. Por eso, le estamos diciendo que no acepte que lo lleven a casa y que mejor el hospital lo traslade a otro hospital donde tengan hospicio y lo puedan atender las 24 horas, también en ese estado hay que estarle cambiando el pañal”, enfatizó.

Por la ley federal HIPAA, los hospitales no brindan información médica de los pacientes, por lo que no se puede precisar la versión del hospital con respecto a este paciente.

La policía tampoco ha dado ninguna pista sobre el incidente que dejó en estado de coma a Huerta y  le han dicho a la familia que no darán ningún reporte ya que se encuentran investigando el caso.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al Chicago Community Trust, la Field Foundation of Illinois y el Lenfest Institute for Journalism/Facebook Journalism Project. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo periodístico.