Final de infarto: Italia es campeón de la Eurocopa 2020 al vencer en penaltis a Inglaterra

El tiempo reglamentario terminó con un resultado de 1-1 y fue necesario ir a la definición desde el punto penal, donde la escuadra Azzurra fue superior y le ganó a Inglaterra 3-2

Italia lideró la posesión de balón durante todo el encuentro.

Italia lideró la posesión de balón durante todo el encuentro. Crédito: Getty Images

No apto para cardíacos fue el encuentro de la Final de la Eurocopa 2020 entre Italia e Inglaterra, en la que la escuadra Azzurra se terminó llevando el título de campeones.

El encuentro, que hasta el final de tiempo extra se mantuvo 1-1, tuvo que definirse desde los disparos del punto penal. La lotería que hizo más agónico y emocionante el partido entre los mejores de Europa.

El primero en disparar fue Italia, selección que logró capitalizar el primer tanto en los pies de Domenico Berardi, lo mismo hizó Harry Kane por Inglaterra.

En la segunda tanda el portero inglés Jordan Pickford le tapó el lanzamiento del italiano Andrea Belotti, lo que le otorgó ventaja a los británicos y los calmó de momento.

El segundo disparo de Inglaterra fue encajado por el defensor inglés Harry Maguire, para poner las acciones 2-1 y darle un respiro a los blancos.

Bonucci marcó el tercer penalti para Italia y empató 2-2, pero Inglaterra aún tenía una ventaja para ese momento. Sin embargo, Marcus Rashford no pudo capitalizar y mandó el tiro directo al palo.

Le tocaba de nuevo el turno a Italia y Federico Bernardeschi dejó sin posibilidades a Pickford y eso le sirvió a la escuadra Azzurra para hacerse con la ventaja 3-1.

El disparo del inglés Jadon Sancho fue atrapado por Gianluigi Donnarumma y esto representó otro traspies para Inglaterra, y la ventaja de Italia se hizo mayor.

Pickford paró el tiro de Jorginho desde los once metros y Donnarumma también detuvo el lanzamiento de Saka, y esto terminó consagrando a Italia como el vencedor

El partido

Un  partido digno de una final de Europa se vivió este domingo en el Estadio Wembley, donde italianos e ingleses lucharon hasta el final para consagrarse con el título de campeón de la Eurocopa 2020.

El encuentro inició de forma agresiva. Ambas oncenas salieron a ganar y eso se evidenció en el constante ataque que propiciaron desde el comienzo.

Al minuto dos de partido el conjunto inglés encajó su primer gol gracias a la excelente definición del atacante de Inglaterra Luke Shaw.

El dorsal 3 recibió un centro desde fuera del área de parte de su compañero Kieran Trippier, y no pensó dos veces para patear de pierna zurda y dejar sin efecto al portero Gianluigi Donnarumma.

El gol de Shaw no solo le dio la ventaja a su nación desde el inicio del encuentro, sino que también se convirtió en el gol más rápido de la historia en una final de Eurocopa.

Durante los minutos siguientes Italia buscó igualar las acciones, pero no hubo definición para lograr la paridad en el marcador, y con el pasar de los minutos Inglaterra comenzó a verse cómoda en su planteamiento de juego.

La primera mitad del encuentro estuvo caracterizada por las constantes llegadas al área por parte de ambos conjuntos y el juego brusco que ocasionó que jugadores como Jorginho resultaran sentidos por problemas físicos.

Según el Diario As, durante los primeros 45 minutos Italia tuvo una posesión de balón de 65%, mientras que Inglaterra solo consiguió 35% de control del balón.

Al comenzar el segundo tiempo continuaron los roces entre los jugadores y al minuto 55′ el defensor Leonardo Bonucci recibió una tarjeta amarilla tras entrar fuertemente contra el británico Raheem Sterling.

El gol de Italia llegó al 66′ luego que el mismo Bonucci estrellara el balón contra la portería inglesa tras un tiro de equina ejecutado por Domenico Berardi.

El balón fue a dar al área chica y Verratti remató de cabeza pero el esférico golpeó contra el segundo poste, y el rebote fue aprovechado por Bonucci para anotar.

Durante los minutos posteriores el juego fue de “toma y dame”. Ambos conjuntos mostraron sus mejores estrategias de ataque. Sin embargo, no pudieron encajar más goles.

En el minuto 80′ el juego seguía siendo brusco y el centrocampista italiano Federico Chiesa salió lesionado tras una falta recibida.

El partido finalizó y fue necesario el tiempo extra para intentar desempatar el encuentro. Sin embargo, durante los 30 minutos correspondientes tampoco lograron encajar goles.

En la tanda de penaltis se terminaron definiendo las acciones con un resultado de 3-2 favorable a Italia, y con esto el conjunto se alzó como campeón de la Eurocopa 2020.

Lea también:

En esta nota

Eurocopa 2020 Selección de Inglaterra Seleccion de Italia

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain