Más de 10,000 inmigrantes presos dieron positivo a COVID-19

Los reclusos realizaron huelgas de hambre debido a que en las cárceles de ICE no se cumple con los protocolos de seguridad sanitaria ante el COVID-19

Una persona coloca su mano en una ventana dentro de una cárcel el 24 de enero de 2021 en Tacoma, Washington.
Una persona coloca su mano en una ventana dentro de una cárcel el 24 de enero de 2021 en Tacoma, Washington.
Foto: David Ryder / Getty Images

10,049 inmigrantes presos en centros de detención bajo orden del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) dieron positivo en las pruebas del COVID-19, según los últimos datos de la agencia federal.

Hasta los momentos, solo nueve han muerto por complicaciones de la enfermedad.

Existen 475 casos confirmados entre presos que se encuentran en aislamiento o seguimiento, indicó ICE en su recuento de positivos del día lunes.

De ellos, 63 positivos están en el Centro de Procesamiento de Batavia, en el estado de Nueva York, seguidos de los centros de detención de Eloy y La Palma, ambos en Arizona, con 54 y 55 casos respectivamente.

Los 10,049 inmigrantes presos que dieron positivo al virus, fueron de las 113,297 pruebas de detección realizadas desde el 12 de marzo de 2020, mes en el que comenzó la pandemia y cuando se regó la voz de que los presos vivían una delicada situación, tanto comunes como inmigrantes en proceso de deportación. 

ICE ha liberado varios detenidos desde que inició la pandemia, que fueron considerados parte de un grupo de riesgos, mientras siguen siendo obligados a dejar en libertad a otros 3,647 por órdenes judiciales. 

La población reclusa diaria de ICE en el año fiscal 2019 fue de 50,165 en promedio, en comparación con la actualidad que es de 14,051 después de las liberaciones y de la deportación de muchos inmigrantes.

A pesar de las críticas, ICE sigue defendiendo sus protocolos de seguridad sanitaria en sus centros de detención, aunque hay quejas de los mismos reclusos que comentan que no se mantiene la distancia de seguridad recomendada y realizaron huelga de hambre para denunciar la situación.