Conoce la técnica de ciclo de semillas para apoyar tu sistema reproductivo y hormonal

Opciones naturales para cuidar nuestra salud de mujer...
Conoce la técnica de ciclo de semillas para apoyar tu sistema reproductivo y hormonal
Foto: Shutterstock

El ciclo de semillas o seed cycling es una técnica que ayuda a tu cuerpo a balancear dos de las hormonas que influyen en tu ciclo menstrual (estrógeno y progesterona) de manera natural. Cuando ocurre un desbalance entre ambas hormonas puedes experimentar síntomas como PMS emocional y físico, calambres y dolores menstruales, falta de ovulación, acné, retención de agua, fases luteales cortas o ciclos irregulares… y eso es sólo algunas cosas que puede provocar.

Durante el ciclo de semillas incluyes semillas específicas – linaza, calabaza, sésamo y girasol – a tu alimentación en la primera y segunda mitad de tu ciclo menstrual.

La idea es beneficiarte del caparazón de la semilla y de su aceite. La piel o caparazón de las semillas contiene linganos. Éstos son químicos vegetales abundantes en algunas plantas y semillas que ayudan a descartar los excesos de hormonas que se producen en el cuerpo. Mientras que el aceite natural que contienen las semillas es alto en ácidos grasos esenciales que son conocidos por ayudar a la formación de hormonas.

Lo que necesitas saber:

Es relativamente sencillo. El ciclo de semillas se hace de acuerdo con tu ciclo menstrual si tienes un ciclo regular. Si tu ciclo no es regular o actualmente no tienes menstruación, puedes hacerlo siguiendo las fases de la luna. Por ejemplo, consumes las semillas que corresponderían a la primera mitad de tu ciclo con la luna nueva y las que corresponden a la segunda mitad de tu ciclo con la luna llena.

Durante la primera fase de tu ciclo, o sea, la fase folicular vas a utilizar semillas de linaza y semillas de calabaza. Las semillas de linaza son de las más altas en linganos. Éstas van a ayudar a que, si se produce estrógeno en exceso, se bloquee y nivele en la primera mitad de tu ciclo.


Las semillas de calabaza por su parte son altas en Zinc, así que ayudarán a promover la producción y liberación de progesterona para la segunda parte de tu ciclo.

Dutante la segunda fase de tu ciclo, en la fase lútea, vas a consumir semillas de sésamo y semillas de girasol. Las semillas de sésamo o ajonjolí también contienen linganos y ayudan así a bloquear el exceso de estrógeno.

Las semillas de girasol por su parte son una buena fuente de selenio, un mineral importante para desintoxicar el hígado, por lo tanto, ayudarán al balance de hormonas

Es importante que las semillas sean enteras, crudas y en lo posible orgánicas. Y tal vez te preguntarás ¿Por qué no comprarlas ya molidas? Porque quieres utilizar toda la frescura posible que puedes obtener de la semilla. Por lo regular no sabemos cuánto tiempo puede pasar desde que la semilla fue molida y empaquetada, hasta que la compras. Mi recomendación es que muelas suficientes para 3 a 5 porciones, no más y que las guardes en un envase de cristal que selle bien en la nevera como los masonjars, por ejemplo:

Puedes molerlas en una batidora de alta velocidad o en una moledora de granos de café

Para más detalles del ciclo de semillas, entra a mi web tulsiandrose.com y recibe la guía de Ciclo de Semillas gratis al subscribirte a mi newsletter.

Por: Mayra Ortiz-Nieves

Coach de Salud de la Mujer

Maestra Certificada de Kundalini Yoga

Terapeuta de Masaje Licenciada

www.tulsiandrose.com

info@tulsiandrose.com

IG @tulsiandrose

FB @tulsiandrose

Podcast: https://www.tulsiandrose.com/podcast